| 12/1/2009 3:00:00 PM

Ordenan cierre de cuatro bancos en Venezuela

Los bancos Canarias, Confederado, Bolívar y ProVivienda (BanPro) fueron cerrados luego que las autoridades determinaron, tras una intervención de diez días, que las entidades presentan una comprometida situación financiera.

El anuncio lo hizo el ministro de Economía, Alí Rodríguez.

La intervención a "puertas cerradas" de los cuatro bancos generó el lunes fuertes críticas de parte de la oposición que denunció la existencia de una red de corrupción en la que estarían comprometidos Ricardo Fernández, propietario de las instituciones intervenidas, otros empresarios y altos funcionarios del gobierno.

El ministro indicó que en el caso de Canarias y BanPro se procederá a su "liquidación" y que el gobierno tratará de rehabilitar el Confederado y el Bolívar porque el "daño (es) relativamente menor". Rodríguez dijo a la televisora estatal que tras las evaluaciones hechas por las autoridades se determinó que "el daño causado ha sido (de) tal dimensión que ha comprometido severamente la solvencia de esas instituciones" por lo que acordó la intervención a "puertas cerradas" de Canarias, Confederado, Bolívar y BanPro.

El ministro señaló la noche del lunes, en cadena de radio y televisión, que debió procederse a la intervención a "puertas cerradas" de las cuatro entidades debido a que esos casos estaban tomando "unas dimensiones sumamente peligrosas" que amenazaban con generar "un daño aún mayor para el conjunto del sistema".

En alusión a las denuncias de corrupción que comprometerían a directivos bancarios y a miembros del gobierno, Rodríguez expresó que las autoridades están realizando una "exhaustiva investigación" a fin de determinar las responsabilidades. "Ellos han de correr con las responsabilidades y estén donde estén serán localizados y serán llevado ante la justicia", comentó el ministro sin precisar nombres.

El gobierno ordenó el 20 de noviembre la intervención de las cuatro entidades tras determinar que habían incumplido una serie de normas, pero decidió mantenerlas abiertas y operando con normalidad mientras se realizaban las evaluaciones. Rodríguez explicó que el estatal Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria (Fogade) se encargará de dictar las normas para la liquidación de BanPro y Canarias, y las protecciones de los trabajadores y depositantes.

Agregó que el caso de BanPro el fondo estatal cancelará las cuentas de 457.000 personas, que representan "el 97% de los depositantes", y Canarias se pagarán las cuentas de "268.000 personas, lo que representa el 92% de los depositantes".

De acuerdo con las leyes venezolanas, Fogade sólo garantiza depósitos hasta 10.000 bolívares fuertes, es decir unos 4.651 dólares. Los clientes que tengan cuentas por encima del monto garantizado deberán esperar el proceso de liquidación para recuperar sus ahorros. El anuncio de cierre de las cuatro instituciones se da un día después que el presidente Hugo Chávez había advertido sobre sus intenciones de ir contra las instituciones que incurrieran en irregularidades, y anunció que estaba dispuesto a nacionalizar la banca.

Decenas de clientes y empleados de los bancos intervenidos se aglomeraron el lunes en algunas de las agencias de la capital para solicitar información sobre los procesos. En medio del proceso de intervención de los cuatro bancos Fernández, quien mantiene negocios en el área de alimentos y vende productos a la red de mercados estatales Mercal, fue detenido el 20 de noviembre junto a su asesor legal, José Camacho Uzcátegui.

Los detenidos fueron imputados por la Fiscalía de los delitos de malversación de los recursos de ahorristas, apropiación indebida de créditos y asociación para delinquir. El secretario general del partido opositor Acción Democrática, Henry Ramos Allup, denunció el lunes la existencia de una red de corrupción en la estaría implicado Fernández y otros propietarios de bancos pequeños, empresarios, y altos funcionarios.

Ramos Allup indicó que los negocios de Fernández y otros pequeños banqueros, a los que llamó "boliburgueses", "tienen relación directa con el gobierno pero en actividades más rápida y más lucrativas posible, licencias, divisas, banca, seguros, papeles del Estado, importaciones, suministros y un realmente alarmante tráfico de influencias". El dirigente afirmó que la Tesorería Nacional, la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), y algunos entes estatales tales como el Banco Nacional de Desarrollo (Bandes) y el Banco del Tesoro "han colocado fondos" en los bancos pertenecientes a empresarios vinculados al gobierno lo que ha comprometido "gravemente el patrimonio público".

Como ejemplo de ello, Ramos Allup citó el hecho de que los entes estatales tenían depositado en los cuatro bancos de Fernández 2.250 millones de dólares a pesar de que la Superintendencia de Bancos había alertado desde finales del año pasado que las entidades presentaban una serie de deficiencias.

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?