| 10/23/2012 9:00:00 AM

Obama gana por puntos el último debate

El presidente estadounidense, Barack Obama, se impuso por puntos al candidato republicano, Mitt Romney, en el tercer y último debate en TV antes de los comicios de noviembre, que estuvo centrado en la política exterior.

;
DW
Según una encuesta de la cadena CNN realizada entre votantes registrados que vieron el debate nada más concluir el duelo, el 48 por ciento de los consultados le dio la victoria a Obama, mientras que un 40 por ciento se la atribuyó a Romney.

Irán como una de las principales amenazas a la seguridad nacional estadounidense, el desarrollo de la primavera árabe y países específicos como Libia o Siria, donde continúa el conflicto, centraron buena parte de los 90 minutos del debate celebrado en Boca Ratón, Florida.

Hubo también espacio para tratar el tema de China, a la que Obama definió como "adversario pero también un potencial socio", y para saltar a la política doméstica -conscientes de que es la mayor preocupación de sus electores- cada vez que pudieron.Ausencia de Europa y América Latina.

Por el contrario, pese a que Europa es uno de los principales aliados de Estados Unidos y que la crisis que atraviesa podría afectarle directamente, el viejo continente estuvo ausente del debate, salvo una alusión a Grecia como ejemplo no a seguir.

Lo mismo sucedió con el vecino más inmediato, América Latina, que tampoco logró más que una mención de pasada.

Sentados uno frente al otro con el moderador de por medio, en un formato más tradicional que el de una semana atrás, Obama y Romney difirieron constantemente sobre sus visiones políticas, pese a que no ofrecieron diferencias sustanciales de estrategia.

El argumento de la experienciaObservadores coincidieron en que Obama fue mucho más agresivo que un Romney que eludió responder a los constantes ataques de su rival.

El mandatario demócrata, que ha visto cómo su rival republicano recortaba distancias en las encuestas hasta llegar prácticamente al empate -si no a aventajarlo-, trató una y otra vez de recordar al público su currículum como "comandante en jefe" frente a la inexperiencia en política exterior de Romney.

En este sentido, le reprochó tanto apostar por una estrategia que "no está diseñada para hacer que los estadounidenses estén seguros", como haber cambiado una y otra vez de opinión en temas de política internacional.

Algo que envía, advirtió, "señales confusas" a aliados, tropas y hasta a los enemigos. “Caballos y bayonetas” Obama se burló abiertamente de las críticas de su rival por su intención de recortar el presupuesto militar. "Usted mencionó la Marina y que tenemos menos barcos que en 1916.

Bueno, también tenemos menos caballos y bayonetas, porque la naturaleza de nuestro Ejército ha cambiado. Tenemos esas cosas llamadas portaaviones (...) tenemos esos barcos que van bajo el agua, submarinos nucleares", dijo Obama en uno de los momentos de la noche más comentados en las redes sociales.

El republicano atacó por su parte a Obama por lo que considera una pérdida de liderazgo estadounidense, algo que, sostuvo, se ha visto confirmado con la forma en que está evolucionando la primavera árabe.

"Lo que estamos viendo es una inversión bastante dramática del tipo de esperanzas que teníamos para esa región", señaló Romney.Siria e IránDe similar forma, reclamó un mayor liderazgo en Siria y consideró que Estados Unidos debería alentar a una oposición más unificada. "Es una oportunidad crítica para Estados Unidos", afirmó.

Obama respondió que Estados Unidos ya estaba teniendo un papel de liderazgo al organizar a la comunidad internacional e imponer sanciones.De igual manera replicó en el caso de Irán. "Mientras sea presidente de Estados Unidos, Irán no tendrá un arma nuclear", subrayó Obama, quien de paso reiteró una vez más su firme apoyo a Israel. "

Estaré con Israel si es atacado", aseguró, si bien insistió a la par en que las duras sanciones impuestas a Irán por la comunidad internacional están funcionando por el momento y criticó a Romney por haber insinuado durante su campaña la necesidad de una "acción militar prematura". Aunque admitió que él también apostaría por la vía de las sanciones, Romney acusó a Obama de haber acelerado la amenaza nuclear iraní.

"Estamos cuatro años más cerca de un Irán nuclear", advirtió. Asimismo, afirmó que él habría "impuesto antes" las sanciones y que éstas deben ser "endurecidas más aún", además de adelantar que trataría de juzgar internacionalmente al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, por "incitación al genocidio".

El duelo en Florida fue la última oportunidad para los candidatos de discutir sus políticas cara a cara y en horario estelar.                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?