| 6/8/2011 8:30:00 AM

Obama expresa preocupación por desaceleración de la economía

Con pocas opciones a la mano y ante el descenso de sus cifras de aprobación en las encuestas, el presidente Barack Obama expresó preocupación sobre la repentina desaceleración de la economía, pero dijo que no teme una segunda recesión y que Estados Unidos no debía "caer en pánico".

El mandatario habló en detalle sobre los nuevos temores económicos por primera vez desde que un reporte de la semana pasada mostró que el crecimiento de empleos disminuyó de ritmo agudamente en mayo. Obama trató de infundir confianza a los estadounidenses preocupados por el alto desempleo y los altos precios de la gasolina, al señalar que la nación está en un lento, aunque no estable, camino a la recuperación.

"Me preocupa el hecho de que la recuperación en la que estamos no esté produciendo empleos tan rápidamente como desearía que sucediera", señaló Obama en una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel. "Aún no sabemos si se trata de un episodio de un mes o de una tendencia más larga", agregó.

De cualquier modo, parece que hay poco que Washington pueda hacer al respecto.

El jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien habló el martes en Atlanta, admitió que la economía ha perdido ímpetu, pero dijo que nada sugiere que el banco central esté a punto de tomar ninguna medida audaz y nueva para apuntalarla.

Y mientras los legisladores pelean sobre el déficit presupuestario del país y la deuda a largo plazo, no hay apetito político para un segundo paquete federal importante de estímulo como el que aprobó el Congreso en el 2009.

Al mismo tiempo, el presidente se está enfrentando con una lista de cifras que presentan retos tanto a la recuperación económica como a sus propias perspectivas de reelección. Justo cuando comienza a tomar forma el grupo de posibles adversarios republicanos, una encuesta de Washington Post-ABC News encontró que la desaprobación pública al manejo de la economía por parte de Obama subió a una cifra récord de 59%.

La encuesta mostró además que Obama y el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, están empatados entre todos los estadounidenses en una hipotética contienda por la presidencia. Este sondeo dio a Romney una ligera ventaja, menos del margen de error, entre los votantes registrados.

Diecisiete meses antes de la elección, la tasa de desempleo es de 9,1%. Cuando Obama tomó el cargo, era de 7,8%. La mayoría de los economistas piensa que la tasa estará arriba de 8% el próximo año al momento de la votación. Desde la Segunda Guerra Mundial, ningún presidente ha sido reelegido con tasa de desempleo superior a 7,2%. 

AP 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?