| 10/7/2013 3:00:00 PM

Todos quieren tener lo último

El gasto mundial en tecnología de la información (IT) llegará a los US$3,8 billones en 2014, impulsado por el crecimiento de dispositivos conectados, que incluyen desde joyas hasta refrigeradores, según estudio de Gartner.

Se espera que el gasto en IT aumente 3,6% a partir de 2013, dijo Gartner.

La vasta expansión de los dispositivos digitales afecta a casi todas las industrias, en lo que se describe como la Economía Digital Industrial, indicó Peter Sondergaard, investigador de Gartner.

Sondergaard dijo que esto significa que cada empresa se está convirtiendo en una tecnología en la era de la "Internet de las Cosas". "La digitalización expone cada parte de un negocio y sus operaciones a estas fuerzas", dijo. "Es la forma de llegar a clientes y ciudadanos, la forma de gerenciar una planta física y la forma en que se generan ingresos o se prestan servicios.

En 2020 habrá hasta 30.000 millones de dispositivos con direcciones IP únicas, dijo Gartner, que recordó que en 2009 había 2.500 millones.

Según esta firma de investigación de mercado, el valor económico total agregado de la Internet de las Cosas será de 1,9 billones de dólares en 2020, beneficiando a una amplia gama de industrias, como la salud, el comercio minorista y el transporte. "La informática será barata y encubierta. No sabremos que está ahí. Estará en nuestra joyería y en nuestra ropa", dijo Sondergaard . "Vamos poner a lavar más computadoras en nuestra ropa en una semana de las que hemos utilizado en nuestras vidas hasta ahora", explicó.

Gartner dijo que para 2017, nuevas categorías de dispositivos, como teléfonos móviles, tabletas y PCs ultra móviles, representarán más del 80% del gasto en dispositivos, y las tabletas representarán casi la mitad de las compras de la primera computadora.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?