| 2/11/2012 5:10:00 PM

Nuevo capítulo en disputa legal entre gobierno de Ecuador y Chevron

La Procuraduría General de Ecuador insistió hoy en su objeción sobre la competencia de un tribunal de arbitraje en Washington para resolver una demanda de la petrolera Chevron, que busca evadir la multimillonaria condena que afronta en una corte ecuatoriana por daño ambiental.

La Procuraduría, que actúa como Defensa del Estado, indicó en un comunicado difundido hoy en Quito que en las próximas horas se efectuará una audiencia en la capital estadounidense para escuchar los argumentos de ambas partes sobre la supuesta violación de un Tratado Bilateral de Inversiones (TBI).

Chevron solicitó el arbitraje en septiembre de 2009, por considerar que Ecuador había, supuestamente, incumplido las normas del TBI suscrito con Estados Unidos.

Según la Procuraduría, con ello, la compañía estadounidense "busca que el Estado ecuatoriano mantenga indemne a la petrolera", ante la sentencia emitida en su contra por la Corte de la provincia ecuatoriana de Sucumbíos.

La petrolera fue condenada a pagar más de 18.000 millones de dólares por los daños ambientales imputados durante la época en que Texaco (posteriormente adquirida por Chevron) operó en la Amazonía ecuatoriana, entre 1964 y 1992.

Chevron ha apelado esa sanción, ha calificado el juicio como un "fraude" en su contra y ha insistido en que recurrirá a instancias internacionales para impedir que se haga efectiva la sentencia.

La Procuraduría recordó que el arbitraje de Chevron solicita al tribunal en Washington aplicar medidas provisionales contra el Estado ecuatoriano para impedir la ejecución de la condena.

El Gobierno ecuatoriano ha dejado en claro, en varias ocasiones, que no forma parte del juicio privado que siguen las comunidades amazónicas contra Chevron.

Además, la Procuraduría insistió en que Ecuador "ha venido objetando la competencia de este Tribunal de Arbitraje desde el inicio del proceso, por cuanto la controversia planteada por Chevron no hace relación a una inversión protegida por el Tratado Bilateral de Protección de Inversiones".

Recordó, asimismo, que "Texaco concluyó voluntariamente (en 1992) todas sus operaciones en Ecuador; eso es, cinco años antes de que entrara en vigencia el TBI".

Según la petrolera, el Gobierno ecuatoriano sí ha violado el Tratado Bilateral de Inversiones, así como un acuerdo suscrito en 1999 que eximía a Texaco de tener que afrontar futuras demandas medioambientales.

Recientemente, uno de los abogados de los demandantes, Pablo Fajardo, señaló que ningún tribunal de arbitraje podía "obligar a un Estado a violar las normas internas del país" o emitir un laudo que afecte "los derechos humanos de la población".

La posición de Chevron sólo muestra su "arrogancia y prepotencia" frente a una condena judicial plenamente establecida, dijo Fajardo, al señalar que hay "suficiente prueba" del daño ambiental que la petrolera dejó en la Amazonía.

Chevron no cuenta con activos en Ecuador, pero Fajardo indicó que los demandantes acudirán a cortes en otras naciones donde la empresa sí tiene operaciones para que le obliguen a pagar la indemnización o le embarguen sus bienes.

El abogado dijo que aún no han decidido dónde iniciarán esos procesos, pero apuntó que podrían hacerlo incluso en Estados Unidos, después de que tribunales de Nueva York rechazaran bloquear la aplicación de la sentencia, como había pedido Chevron. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?