| 9/3/2012 3:00:00 PM

Nuevas medidas aduaneras para viajeros y paquetes en Cuba

Autoridades en la isla implementaron nuevas tarifas para la recepción de paquetes desde el exterior, como parte de un conjunto de medidas aduaneras que han levantado polémica.

El Ministerio de Finanzas y Precios dispuso que las tasas en la importación de paquetería se cobren en CUC, el peso convertible (equivale a 24 pesos cubanos) que fue creado en 1994, es equiparable al dólar y es considerado la moneda fuerte de las dos circulantes en la isla.

Además, unificó el método de valoración de los envíos por vía aérea, marítima, postal o de mensajería, aplicando el procedimiento "peso-valor", según el cual un kilogramo será igual a 10 CUC (10 dólares), cuando la norma anterior fijaba el kilogramo en 20 pesos cubanos (80 centavos de dólar).

La mayoría de los ciudadanos cobran sus salarios en pesos cubanos y pagan productos y servicios básicos en esa moneda, la única vigente hasta ahora para las gestiones aduaneras de los residentes.

Cuba, un país donde es habitual el exceso de equipaje para introducir regalos y productos que escasean o tienen costos elevados, permite introducir libres de arancel hasta un máximo de tres kilogramos de paquetería que incluya miscelánea (confecciones, calzado, alimentos, artículos de aseo, entre otros).

El tope sube a 30 kilogramos si se trata de equipaje de los viajeros que residan en la isla.

En ese caso están exentos de aranceles un total de 10 kilogramos extra de medicamentos, de prótesis, libros científicos o las sillas de ruedas para inválidos, según las normas que se aplican para ese grupo desde el 2 de agosto pasado.

A partir de esa fecha los viajeros solo tienen derecho a pagar aranceles en pesos cubanos en el primer regreso al país pero en los posteriores que realicen en el mismo "año calendario" deberán hacerlo en CUC, lo que representa un fuerte recargo.

En los artículos que importen con un valor superior a los 50,99 pesos (50 centavos de dólar) e inferior a los 500,99 pesos, pagan por el 100 por ciento de su valor, y si el precio oscila entre los 501 y 1.000 pesos, el 200 por ciento.

En contraprestación, las nuevas directrices eliminan la franja establecida para los productos valorados en entre 51 a 250,99 pesos, para las cuales imponían un pago por el 150 por ciento del valor del bien importado.

La web oficial Cubadebate asegura que con las nuevas reglas las autoridades pretenden "garantizar la estabilidad, agilidad y seguridad del tránsito de pasajeros por los aeropuertos" y "combatir" el uso de vías no comerciales "para el lucro personal".

Sin embargo, en la isla muchos coinciden en que la meta es eliminar el creciente y complejo fenómeno de las "mulas", -personas que entran variedad de productos para su posterior reventa-.

En "Revolico", el sitio de clasificados en internet más popular de Cuba, hay decenas de anuncios de cubanos que venden al por mayor desde teléfonos móviles hasta esmalte de uñas adquiridos fuera del país, e incluso es posible obtener por encargo artículos del exterior.

El incipiente sector privado producto de la "actualización" del modelo económico socialista cubano dispuesta por el presidente Raúl Castro es uno de los más perjudicados por el nuevo escenario, pues los trabajadores autónomos o cuentapropistas usan a las "mulas" de proveedores a la espera de que se creen mercados mayoristas.

Una vendedora de ropa y bisutería que prefirió el anonimato reveló a Efe que en el último mes ya han subido los precios de la mercancía que adquiere procedente de México y Estados Unidos.

Otra comerciante advierte que "ya hay faltantes de piezas de mezclilla y de zapatos porque pesan más en el equipaje".

Ambas confesaron que aunque su licencia de trabajo no permite la venta de ropa importada nunca las han multado y su negocio tiene éxito porque la mercancía es mejor y más moderna que la de las tiendas estatales.

En Cubadebate, decenas de usuarios consideran las medidas "injustas" para "el cubano común" y las vinculan con otros problemas como la unificación monetaria, los bajos salarios y la corrupción.

A la polémica se suma el restablecimiento del pago de aranceles por importar alimentos, suspendido en 2008 tras el paso de tres huracanes que causaron graves pérdidas económicas al país y que se volvió a aplicar desde junio pasado.


EFE                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?