| 8/10/2009 12:00:00 AM

Nueva cumbre por las bases estadounidenses

Los países de Unasur acordaron reunirse en Argentina en los próximos días para negociar con Estados Unidos su presencia militar en la región. Lo que pasó el fin de semana en Caracas.

Los países latinoamericanos de la Unión Suramericana de Naciones, Unasur, liderados por Brasil y Argentina, acordaron el lunes hacer una cumbre especial para negociar con Estados Unidos la entrada de bases militares a Colombia. La cumbre se realizaría este mes en Argentina.

El 15 de julio el gobierno colombiano anunció que había autorizado a Estados Unidos para que coordinara algunas operaciones antinarcóticos desde siete bases militares en el territorio nacional.

Por su parte los gobiernos representados en la reunión de Unasur en Quito dijeron que querían asegurarse que Estados Unidos no opere por fuera del territorio colombiano.

La presencia militar en esas bases había generado comentarios amenazadores del presidente venezolano Hugo Chavez. El mandatario ordenó el domingo a su ejército estar preparado para una confrontación con Colombia, por cuanto siente que las bases estadounidenses son una amenaza para Venezuela. “No podemos ignorar esa amenaza”, dijo Chávez en el programa Aló Presidente.

“La amenaza contra nosotros está creciendo”, dijo. “Le hago un llamado al pueblo y a las fuerzas armadas. Vamos ¡Listos para el combate!”, añadió.

El domingo, Chávez ordenó suspender las exportaciones de gasolina a Colombia, lo que hoy generó una gran ola de contrabando que la retórica militar no ha podido desmontar. “Déjenlos comprar al precio real ¿Cómo vamos a favorecer al gobierno de Uribe de esta forma?”, afirmó.

El gobierno de Caracas dispuso el regreso del embajador a Colombia, algo más de una semana después de que fuera retirado junto con toda la delegación diplomática venezolana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?