| 8/13/2012 5:00:00 PM

No solo en Colombia se atrasan las obras

Las nuevas esclusas del Canal de Panamá iniciarán operaciones en abril de 2015, siete meses después de lo previsto en el proyecto original, debido a los retrasos en el vertido del concreto en la obra.

Las estructuras, cuya construcción lleva hasta ahora un avance del 29 %, debían estar operativas en octubre de 2014, pero un retraso en la aprobación de la fórmula del concreto a utilizar alteró el cronograma. "El diseño de la fórmula demoró más de lo que hubiéramos anticipado, por ende, si no había una mezcla aprobada no se podía empezar a colocar el concreto", explicó Illya de Marota, gerente ejecutiva de Planificación de Recursos y Control de Proyectos del Programa de Ampliación de la Autoridad del Canal (ACP).

Durante un recorrido por el proyecto de ampliación en el sector Pacífico, la gerente sin embargo señaló que se buscan alternativas para culminar la obra en la fecha original o en diciembre de 2014, lo que supeditó a que se logren salvar cierto obstáculos, que no reveló. Marota destacó que el avance del proyecto total, que se inició en 2007 a un costo aproximado a los 5.250 millones de dólares, está en un 40 %, mientras que el de las esclusas en un 29 %.

El retraso de la obra llevó al consorcio Grupo Unidos Por el Canal (GUPC), responsable de la construcción del tercer juego de esclusas, a presentar en julio pasado a la ACP un reclamo económico por unos 573 millones de dólares.  Así lo explicó a los periodistas el director de proyecto del GUPC, Bernardo González, quien aseguró que el asunto del concreto retrasó en "casi un año" el cronograma de trabajo de consorcio, integrado por la constructora española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

González precisó que la calidad del basalto que debe utilizarse con el concreto y que aportaba la ACP no cumplía con lo establecido en las especificaciones técnicas del pliego del contrato, por lo que hubo que cambiar las especificaciones de las dos plantas moledoras construidas para ello.

El reclamo económico de GUPC será analizado en primera instancia por la ACP y, en caso de que sea rechazado, pasaría a la Junta independiente de Resolución de Conflictos e incluso a un Tribunal de Arbitraje internacional, añadió el ejecutivo del consorcio. En ese sentido, el administrador de la ACP, Alberto Alemán, adelantó que es muy posible que el reclamo del GUPC sea rechazado por el organismo, y que se recurra al comité independiente de resolución de disputas. Alemán argumentó que los responsables de cumplir con la fórmula del concreto era los contratistas, y añadió que las reclamaciones en obras de dimensiones con la ampliación del Canal son siempre "naturales y normales".

En el recorrido de este lunes por las obras de ampliación de la vía interoceánica participó el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien se mostró impresionado por los trabajos que, dijo, deben estar listos para finales de 2014 y representarán un gran avance en la industria marítima internacional. "Quizás pueden ser unos meses más o menos", cuando comience a operar el Canal ampliado, pero "vamos a quedar en la historia como un país que ha revolucionado la industria marítima y esto se debe a su equipo de trabajo", afirmó Martinelli.

La ampliación del Canal permitirá que lo puedan surcar barcos con cargas de 12.600 contenedores y 366 metros de eslora, frente al máximo de 4.400 contenedores y 294 metros de las naves que atraviesan actualmente esta importante ruta marítima, considerada una de las grandes obras de ingeniería del mundo.


EFE                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?