| 3/18/2014 5:50:00 PM

Novia de Mick Jagger tenía problemas económicos

La diseñadora neoyorquina L'Wren Scott, pasaba por una crisis económica de acuerdo con diarios británicos.

La diseñadora de moda y modelo L'Wren Scott, novia de Mick Jagger, fue encontrada muerta en su apartamento neoyorquino y según los primeros indicios podría tratarse de un suicidio por problemas económicos.

Información del el diario británico Daily Mail señala que la pareja del vocalista de The Rolling Stones tenía una deuda por casi US$6 millones y que al parecer su firma estaba en quiebra.

Tras dejar su carrera de modelo, Scott se lanzó al mundo del diseño y entre sus admiradoras se encontraban la primera dama de EE.UU., Michelle Obama, y la actriz Nicole Kidman.

Además, Scott estaba vinculada sentimentalmente con Mick Jagger, el cantante de los Rolling Stones, desde 2001.

Scott era la hija adoptiva de una familia mormona de Utah, donde un fotógrafo de moda la conoció por casualidad y la convenció de que, con sus 1,91 metros de altura, debía trabajar como modelo.

En París trabajó con algunas de las principales casas de moda y a comienzos de los años 90 volvió a Estados Unidos para comenzar a trabajar como estilista y diseñadora.

Aunque su nombre no era conocido del gran público, sus creaciones eran habituales entre las grandes estrellas del cine a su paso por las alfombras rojas, y, por ejemplo, la tienda de lujo Barneys New York lanzó en 2011 una colección de bolsos diseñada por ella.

También trabajó como diseñadora de vestuario o asesora estilística para algunas películas, como "Diabolique" (1996), "Ocean's Thirteen" (2007) o "Shine a Light" (2008), el documental que dirigió Martin Scorsese sobre los Rolling Stones.

Con información de EFE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?