| 8/6/2014 7:00:00 AM

Vuela alto el turismo mundial

La industria turística es una de las principales fuentes de ingresos de muchos países del mundo y en los últimos años su crecimiento ha sido casi que ininterrumpido. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT) este sector representa el 9% del PIB mundial.

Viajar es una de las pasiones que comparten, podría decirse, que todos los mortales. Detrás de las vacaciones, visitas de negocios o con fines de salud, hay una maquinaria gigantesca que se prepara para transportar a los turistas a cientos de miles de kilómetros de distancia, para ofrecerles dónde dormir, qué comer y qué comprar.

El turismo es un factor clave de progreso socioeconómico mediante la obtención de ingresos por exportaciones, la creación de puestos de trabajo y de empresas, y la ejecución de infraestructuras.

La OMT destaca que durante las últimas seis décadas, el turismo ha experimentado una continua expansión y diversificación, convirtiéndose en uno de los sectores económicos de mayor envergadura y crecimiento del mundo. 

A los destinos favoritos tradicionales de Europa y América del Norte se han sumado otros muchos en Asia y Suramérica, lo que supone que se ha despertado el potencial turístico que tenían dormido muchos de los rincones paradisíacos de estos continentes. 

El informe Panorama del Turismo Internacional de la OMT, edición 2014, señala que las llegadas de turistas internacionales han registrado un crecimiento prácticamente ininterrumpido: desde los 25 millones en 1950 hasta los 278 millones en 1980, los 528 millones en 1995 y los 1.087 millones en 2013.

(Haga clic en la imagen para ver la infografía completa).



Esta última cifra representa un crecimiento de 5% a escala mundial con respecto al número alcanzado en el año 2012, cuando se superó la cota de los mil millones (1.035 millones) de visitantes que pernoctaron. 

El documento de la OMT destaca que a pesar de que la economía mundial avanza lentamente, la demanda de turismo internacional en 2013 superó las expectativas con 52 millones más de turistas internacionales viajando por el mundo.

El mayor crecimiento del año pasado se presentó en la región de Asia y el Pacífico con un aumento del 6% en llegadas (14 millones más que en 2012), seguida de la zona de Europa y África, ambas con alzas de 5%. Por su parte, en las Américas, las llegadas internacionales aumentaron un 3%, mientras que en Oriente Medio se mantuvieron sin cambios.

El crecimiento en América del Sur fue del 3%, en consonancia con la media de la región. El país con mayor incremento fue Perú con 11%, le siguió Ecuador con 7%, y Paraguay y Colombia, ambas con el 5%. De acuerdo con la OMT los datos de llegadas para Brasil, el mayor destino de la subregión, no están aún disponibles, pero las cifras de ingresos indican una tendencia bastante plana.

En cuanto a los ingresos por turismo internacional, estos alcanzaron la cifra de US$1.159.000 millones en todo el mundo, frente a los US$1.078.000 millones generados en 2012.

China ha consolidado su posición como mayor mercado turístico emisor del mundo, con un gasto en turismo internacional de US$129.000 millones.

Perspectivas a largo plazo
La OMT proyecta que las llegadas de turistas internacionales a escala mundial crecerán un 3,3% anualmente entre 2010 y 2030 hasta alcanzar los 1.800 millones en 2030. En ese periodo se estima que el ritmo de crecimiento de llegadas en destinos emergentes (+4,4% al año) doble el de las economías avanzadas (+2,2% al año).

Así mismo, la cuota de mercado de las economías emergentes ha aumentado del 30% en 1980 al 47% en 2013 y se prevé que alcance el 57% en 2030, lo que equivale a más de mil millones de llegadas de turistas internacionales. 

Por regiones, según la clasificación de la OMT, las mejores perspectivas de crecimiento para 2014 corresponden a la región de Asia y el Pacífico (entre +5% y +6%), seguida de África (entre +4% y +6%).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?