| 7/5/2011 5:00:00 PM

Moody's lanza advertencia sobre la deuda china

La deuda de los gobiernos locales de China podría ser 3,5 billones de yuanes (US$540.000 millones) mayor que la estimada por auditores, lo que podría exponer a los bancos a pérdidas más fuertes que amenazarían sus calificaciones crediticias, dijo Moody's el martes.

Moody's revisó un reporte divulgado la semana pasada por el auditor estatal de China, que indicó que los gobiernos locales registraron 10,7 billones de yuanes de deuda.

La agencia calificadora dijo que identificó más préstamos financiados por bancos luego de tomar en cuenta discrepancias en cifras ofrecidas por varias autoridades chinas.

La advertencia de Moody's pesó sobre las acciones bancarias chinas, que exhibieron el peor desempeño del índice Hang Seng al mediodía.

Sin embargo, los declives fueron relativamente modestos.

Analistas dijeron que ésto se debió a que las cifras de Moody's estuvieron cerca de otras estimaciones de Pekín sobre la deuda que existe en el país.

Los inversores están preocupados de que el conjunto de préstamos, de los cuales cerca de la mitad fueron solicitados durante un salto del gasto de estímulo en el 2008, podría desestabilizar a la economía china a largo plazo.

Si los bancos deben absorber fuertes pérdidas, esto podría restringir el crédito.

"Asumimos que la mayoría de los préstamos a gobiernos locales son de buena calidad, pero basado en nuestra evaluación de las clasificaciones crediticias y características de riesgo (...) concluimos que la exposición de los bancos (...) es mayor de la que habíamos anticipado", dijo Yvonne Zhang, analista de Moody's.

A menos que China pueda elaborar un "plan maestro claro" para resolver el problema, el pronóstico crediticio de los bancos chinos podría tornarse negativo, indicó Moody's.


(1 dólar =6,463 yuanes)

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?