| 8/2/2011 5:45:00 PM

Moodys Investors Service confirmó el martes su calificación AAA para EE.UU.

La agencia calificadora ratificó la nota Aaa después que los legisladores del Congreso acordaron aumentar el límite de endeudamiento del país, lo que permitirá al Departamento del Tesoro seguir pagando el servicio de sus deudas.

Sin embargo, la agencia asignó un panorama negativo a la calificación, una señal de que una reducción de la nota de deuda sigue siendo posible en los próximos 12 a 18 meses.

Wall Street acumula su racha bajista
Todos los componentes del Dow Jones de Industriales, el principal indicador del parqué neoyorquino, terminaron la jornada en terreno negativo, de forma que ese índice cayó el 2,19%, hasta los 11.866,62 puntos, por debajo de la simbólica cota de los 12.000 puntos que no perdía desde el pasado 24 de junio.

Con la caída de hoy ya son ocho las sesiones que encadena en números rojos ese índice, de forma que ha acumulado su racha bajista más larga desde hace más de dos años y ha perdido más de 800 puntos durante estas ocho jornadas.

Aunque en los últimos tres meses el Dow Jones lleva una caída del 7,35%, el índice de referencia de Wall Street todavía se mantiene con un avance del 2,5% en lo que va de año.

Peor están las cosas para el selectivo S&P 500, que con el retroceso del 2,56% de esta jornada se coloca ya por debajo del nivel de cierre del 31 de diciembre del año pasado.

Por su parte, el índice que mide la evolución del mercado Nasdaq perdió esta jornada el 2,75%, aunque sí que se mantiene con una leve subida del 0,62% en lo que va de año.

Ese desalentador panorama se produjo el mismo día en el que, finalmente, se dio carpetazo a la crisis de deuda que ha puesto a Estados Unidos contra las cuerdas en las últimas semanas y ha amenazado con provocar que la primera potencia mundial se viera forzada a declararse en suspensión de pagos.

Exactamente el mismo día en el que el Departamento del Tesoro de EE.UU. había alertado que el país no tendría fondos para afrontar sus obligaciones si no se elevaba el techo de endeudamiento público, el larguísimo y extenuante debate entre republicanos y demócratas para acordar ese aumento llegó a su fin.

A pesar de que el acuerdo ya se había alcanzado el domingo, el punto y final de la crisis no se produjo hasta que hoy el presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó el acuerdo bipartidista que permite la elevación del techo de la deuda de EE.UU., que previamente fue aprobado esta mañana en el Senado y el lunes en el Congreso.

El plan supone un incremento de la deuda federal de cerca de un billón de dólares en los próximos meses, y otros US$1,2 billones en 2012, con lo que Estados Unidos se librará de otro debate sobre el asunto de la deuda hasta después de las elecciones presidenciales.

Pero los inversores hicieron caso omiso a la resolución de la crisis de la deuda y volvieron a decantarse un día más por las ventas, lo que vino determinado en esta ocasión por la decepcionante caída del 0,2% del gasto de los consumidores de EE.UU. en junio, que supone el primer retroceso en casi dos años.

Esos datos ofrecidos por el Departamento de Comercio se unieron a los relativos a los ingresos de los trabajadores de EE.UU., que aumentaron en junio un tímido 0,1%, el menor incremento desde noviembre.

Algo parecido había pasado el lunes, cuando la alegría por el pacto alcanzado el domingo en Washington para elevar el techo de deuda se esfumó tras difundirse los decepcionantes datos de la actividad manufacturera en el país el mes pasado.

El pesimismo proveniente del otro lado del Atlántico también influyó sobre el recrudecimiento de las pérdidas en Wall Street, ya que esta jornada se vio con miedo cómo las primas de riesgo de España e Italia alcanzaban nuevos máximos, encendiendo todas las alarmas en la eurozona pese a los intentos de desactivarlas por parte de la Comisión Europea.

Además, los inversores no pudieron encontrar alivio en los resultados empresariales publicados esta jornada, ya que la farmacéutica Pfizer difundió que en el primer semestre de 2011 tuvo una ganancia neta de 4.832 millones de dólares, el 7 % más que de enero a junio de 2011 pero por debajo de lo previsto por los analistas.

Así, esa empresa encabezó la mayor parte de la jornada el terreno negativo del Dow Jones, donde cerró con un pronunciado descenso del 4,58%.



Reuters/Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?