| 8/3/2011 8:40:00 AM

Moody's y Fitch mantienen calificación, S&P en foco

Estados Unidos recibió el martes la confirmación de su calificación AAA por dos agencias clave luego de que Washington alcanzó un acuerdo de último minuto para evitar una moratoria, pero continúan las amenazas de futuras rebajas.

Moody's Investors Service y Fitch Ratings mantuvieron la calificación estadounidense por el momento, pero dijeron que se requieren medidas adicionales de reducción de déficit para que el Gobierno ordene sus finanzas y retenga su codiciada calificación.

Enfatizando esa amenaza, Moody's asignó un pronóstico negativo a la calificación de Washington, lo que significa que una rebaja es posible en los próximos 12 a 18 meses.

Fitch prometió concluir una revisión más exhaustiva de Estados Unidos para fin de mes y no descartó colocar un pronóstico negativo a su calificación.

Ahora los inversores aguardan a Standard & Poor's. La agencia ha sido más severa que sus rivales, amenazando con rebajar la calificación estadounidense para mediados de octubre si los legisladores no elaboran un plan que reduzca significativamente el déficit presupuestario.

El plan actual aprobado por Washington establece recorte de 2,1 billones de dólares en los próximos 10 años, cerca de la mitad de la cantidad que S&P dijo sería suficiente para apoyar la calificación AAA.

"Si se ajustan a lo que dijeron, rebajarían (a Estados Unidos). Pero sospecho que están bajo una tremenda presión para no hacerlo", dijo Mohamed El-Erian, co-presidente financiero de PIMCO.

El miércoles, el director de calificaciones soberanas para Asia de S&P, Takahira Ogawa, dijo a Reuters en Singapur dijo que los mercados globales han "descontado hasta cierta extensión" el riesgo potencial de una baja a Estados Unidos.

Ogawa, quien no comentó sobre la calificación de Estados Unidos, dijo que la mayoría de las calificaciones soberanas asiáticas exhiben en una tendencia al alza.

También en Singapur, un ejecutivo senior de BlackRock Inc, el mayor asesor del fondos del mundo con 3,6 billones de dólares en activos, dijo que ve menos probabilidades de una rebaja a la calificación estadounidense.

Scott Thiel, vicepresidente financiero de BlackRock para activos de resta fija, carteras fundamentales y jefe de su grupo de activos de renta fija europeos y no-estadounidenses, dijo que el debilitamiento de la economía estadounidense es una preocupación mayor que el elevamiento del techo de deuda.

"Obviamente la probabilidad de ser degradado es obviamente menor ahora de lo que fue antes, reconociendo que aún no es nula", declaró Thiel.

Tanto Moody's como Fitch han expresado una preocupación incrementada sobre el desempeño de la economía estadounidense, que es crucial para los esfuerzos de estabilizar las proporciones de deuda del país.

Moody's dijo que el acuerdo era un buen primer paso, pero que Estados Unidos está en riesgo de una rebaja crediticia si había un debilitamiento de la disciplina fiscal el próximo año, si no se toman más medidas en el 2013 o si la economía se deteriora.

"Nosotros esperaríamos que el crecimiento se acelere en el 2012 desde la primera mitad del año", dijo Steven Hess, el principal analista de Moody's para Estados Unidos, a Reuters en una entrevista.

"Pero si no lo hace, eso significa que todo el proceso de consolidación fiscal y los planes para lograr menores déficits y reducir la tasa de deuda se volverán más difíciles", agregó.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?