| 1/28/2011 7:25:00 AM

Moody's dice nuevamente que podría bajar calificación a EU

Moody's Investors Service advirtió sobre una creciente probabilidad de que podría revisar el panorama de la calificación crediticia AAA de Estados Unidos a negativo en los próximos dos años.

Moody's dijo a fines del año pasado que la extensión de las rebajas tributarias de la era Bush por dos años más, se sumaría a la probabilidad de un panorama negativo de la calificación crediticia de Estados Unidos.

En un reporte publicado el jueves, la agencia entregó más detalles acerca de los riesgos a la calificación estadounidense.

"Las recientes tendencias y el panorama de las métricas financieras del Gobierno en particular indican que el nivel de riesgo, aunque sigue siendo pequeño, está subiendo y probablemente siga aumentando en los próximos años", señaló la agencia en el reporte.

 

Los bonos del Tesoro estadounidense no variaron por el reporte, con la nota referencial a 10 años permaneciendo con un alza de 6/32 en el precio en el día, para rendir un 3,39%.

En el mercado de swap de moratoria crediticia soberana de muy bajo volumen, el costo a cinco años para asegurar contra una moratoria del Gobierno estadounidense no varió mayormente con el reporte.

Cerró a 50,5 puntos básicos, fuera del máximo del día, pero cerca de máximos de 11 meses.

Sin embargo, algunos operadores señalaron que el reporte, que se dio a conocer el jueves en la tarde, podría seguir filtrándose en los mercados y disminuir los precios de los bonos el viernes.

"Cuando tienes noticias punitivas, como esta de Moody's y otras agencias calificadoras, claramente va a dejar una impresión negativa en los bonos. Podríamos ver un alza en los rendimientos mañana (viernes)", indicó Todd Schoenberger, director gerente de LandColt Trading Inc. en Wilmington, Delaware.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?