| 12/14/2010 11:35:00 AM

Moody's amenaza con revisar calificación de la deuda de EE.UU.

La agencia de calificación Moody's amenazó con registrar como "negativa" la perspectiva de la calificación que confiere a la deuda pública estadounidense, si finalmente se aprueba la extensión de las rebajas fiscales y las ayudas al desempleo por parte del Congreso de este país.

"Si el paquete fiscal y de prestaciones de desempleo acordado el 6 de diciembre por el presidente (Barack) Obama y los líderes republicanos del Congreso se convierte en ley, se impulsará el crecimiento económico en los próximos dos años, pero afectará negativamente al déficit presupuestario del Gobierno y al nivel de deuda", advirtió Moody's en un informe.

El texto añade que, "a menos que haya medidas compensatorias, el acuerdo será negativo para la deuda de Estados Unidos y aumentará las posibilidades de una perspectiva negativa para la calificación Aaa del Gobierno estadounidense durante los próximos dos años".

La calificación que esta agencia otorga a la deuda de la primera potencia mundial es la máxima en su escala (Aaa), lo que la coloca como una de las inversiones más seguras del mundo, y la perspectiva que le confiere es "estable", lo que quiere decir que no prevé cambios en un plazo de 12 o 18 meses.

Sin embargo, si Moody's rebaja su perspectiva de "estable" y "negativa", quiere decir que la calificación Aaa sería susceptible de ser recortada en ese mismo plazo de tiempo.

Si se aprueban las medidas pactadas por Obama con los republicanos "los efectos negativos sobre las finanzas públicas serán probablemente mayores que el positivo efecto de un mayor crecimiento económico", según explicó el analista de Moody's Steven Hess, para justificar la amenaza de la agencia de revisar a la baja la perspectiva de la calificación.

Moody's calcula que el coste del recorte de impuestos, junto con las prestaciones por desempleo y otras medidas, podría situarse entre 700.000 y 900.000 millones de dólares, lo que elevaría la proporción de deuda hasta suponer entre el 72% y el 73% de la del producto interior bruto (PIB) estadounidense.

Desde que se anunciara el cierre de ese acuerdo entre el Gobierno y la oposición, la deuda estadounidense ha caído con fuerza, de forma que la rentabilidad de los bonos a diez años, que evoluciona en sentido inverso al precio, supera el 3% y está ya en niveles que no se veían desde hacía cerca de medio año.

"Aunque más crecimiento y menos desempleo son claramente buenos para la economía, las medidas son negativas para las métricas de la deuda pública", reflexiona Moody's, que también alerta del "riesgo de que la prórroga de dos años sea renovada al final de 2012, teniendo en cuenta que coincidirá con las elecciones presidenciales".

Para esta agencia de calificación, una extensión permanente de los recortes de impuestos, sin medidas adicionales, podría dar lugar a un "considerable aumento del déficit y el nivel de deuda".

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?