| 11/28/2010 10:40:00 AM

Ministros de la UE se reúnen para aprobar rescate de Irlanda

Autoridades europeas se reunieron el domingo para aprobar un rescate por 85.000 millones de euros (US$115.000 millones) para Irlanda, que se convertirá en el segundo país de la zona euro en recibir ayuda financiera en la agobiante crisis de deuda del bloque.

Los ministros de Finanzas de la zona euro esperan que la asistencia de emergencia ayude a Dublín a cubrir la deuda de sus bancos y a reducir su enorme déficit presupuestario, además de evitar que la crisis se extienda a Portugal y España.

Pero algunos sugirieron al llegar a la reunión en Bruselas que la Unión Europea necesitaba tomar medidas más amplias para detener la amenaza sistémica al euro.

En una señal de la gravedad de la crisis que afronta la zona de la moneda única, los líderes de Alemania y Francia, las dos potencias centrales de la UE, hablaron por teléfono con los presidentes de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) antes del encuentro en Bruselas. Ambos países dijeron haber alcanzado un pacto sobre un mecanismo para resolver de forma permanente la crisis de la zona euro, aunque no se dieron a conocer detalles. "Ustedes saben que tenemos una situación muy seria, tenemos que hacer lo posible para proteger la base de nuestra recuperación económica", dijo a periodistas el comisario de Asuntos Monetarios de la UE, Olli Rehn, tras su arribo a Bruselas para la reunión.

El funcionario agregó que los ministros irán más allá de prestar su apoyo al paquete de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para Irlanda y "discutirán la respuesta sistémica a esta crisis", pero no reveló mayor información. Esta semana, Alemania negó con firmeza reportes indicando que Bruselas deseaba duplicar el tamaño de su red de respaldo financiero del bloque.

Tasas de inteés
Fuentes de la UE señalaron que un equipo de especialistas de la Comisión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyeron un acuerdo con las autoridades irlandesas en Dublín después de 10 días de negociaciones. "Las negociaciones han finalizado y el paquete ha sido acordado", dijo la fuente involucrada en las conversaciones. "Ahora los ministros de Finanzas de la UE están listos para firmarlo, pero creo que también querrán discutir algunos pequeños detalles y agregar algún ímpetu político a lo que se acordó en Irlanda", manifestó.

Fuentes aseguran que el paquete de créditos totalizará alrededor de 85.000 millones de dólares. Un importante obstáculo en las charlas es la tasa de interés que será cobrada y los términos de los préstamos, que se espera sean a entre tres y seis años.

Después de que los ministros de la zona euro se reúnan a discutir el programa de ayuda, todos los titulares de Finanzas de la Unión Europea de 27 miembros se encontrarán en Bruselas, y está previsto que los detalles del salvataje sean anunciados antes de la apertura de los mercados en Asia el lunes.

La carga del rescate
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo a radio Europa 1 que esperaba que los ministros acuerden apoyar por unanimidad a Irlanda, que ha estado bajo una intensa presión para aceptar la ayuda pese a haber dicho repetidas veces en las últimas semanas que no necesitaba ser rescatada.

Los líderes europeos desean que el paquete para Irlanda, que saldrá de un fondo de rescate de 750.000 millones de euros acordado por la UE en mayo de este año, convenza a los mercados financieros de que la crisis puede ser contenida y alivie la presión sobre Portugal y España, los próximos dos países identificados bajo un riesgo potencial.

Las preocupaciones por la deuda empeoraron la crisis durante el año pasado casi sin un respiro. La situación afectó con severidad la confianza en el euro y llevó a serias disputas entre políticos europeos y los mercados financieros. En una ola de llamados telefónicos durante el fin de semana, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, habló con los líderes de Alemania, Italia, España y Portugal.

Decenas de miles de irlandeses salieron a las calles de Dublín el sábado para protestar contra un rescate que les parece sombrío, y partidos de oposición irlandeses advirtieron que no aceptarían tasas de interés excesivas. Está previsto que los grupos opositores Fine Gael y los laboristas derroten al impopular partido Fianna Fail del primer ministro Brian Cowen en unas elecciones que posiblemente se llevarán a cabo dentro de unos meses.

La oposición irlandesa ha señalado que podría aceptar el rescate pero que intentaría renegociar algunos detalles. Ambos partidos desean que los inversores de bonos que prestaron dinero a los bancos irlandeses tengan un mayor rol en la carga del rescate, en lugar de que éste sea asumido enteramente por los contribuyentes irlandeses.

El nerviosismo afectó el viernes las acciones de bancos europeos tenedores de deuda de los bancos irlandeses. El euro también cayó a un mínimo de dos meses frente al dólar y los costos de crédito de los países periféricos de la zona euro - como Irlanda, Portugal y España - se acercaron a máximos históricos.

(1 dólar = 0,7540)

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?