| 10/25/2011 9:30:00 AM

Ministro de Berlusconi reconoce que el Gobierno italiano puede caer

El polémico primer ministro Silvio Berlusconi, que lidera un Gobierno de centro-derecha, está acercándose a la millonaria China para que le inyecte recursos a su país.

El ministro italiano de Infraestructuras, Altero Matteoli, reconoció que el Gobierno de Silvio Berlusconi puede caer en las próximas horas ante la falta de acuerdo sobre la reforma de las pensiones que el primer ministro pretende llevar a la cumbre europea de mañana.

Matteoli aseguró que aún quedan "márgenes de negociación" en el Ejecutivo para salvar este escollo.

El Consejo de Ministros italiano se reunió ayer de forma extraordinaria pero fue incapaz de aprobar nuevas medidas económicas ante el desacuerdo de la Liga Norte (LN) con el retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años.

"Me parece que existe esta hipótesis (de que el Gobierno pueda caer), pero los márgenes para la negociación existen y estamos negociando", respondió el ministro durante un acto en Roma a preguntas de los periodistas.

Matteoli, perteneciente al partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), recordó que el pasado verano ya se aprobaron dos planes de austeridad por valor de 79.000 y 54.000 millones de euros y que seguir haciendo recortes "no es fácil".

"Aquí no está en discusión que hay un partido de la coalición que es favorable a los recortes de las pensiones y uno que es contrario. Nadie nos pide recortar las pensiones y nadie propone recortar las pensiones, sino retrasar la edad de jubilación", indicó.

El propio Matteoli explicó que para este martes no hay previsto ningún otro Consejo de Ministros, por lo que, dijo, si se llega a un acuerdo Berlusconi acudirá mañana a la cumbre para explicar las medidas, aunque sin una aprobación efectiva de las mismas.

Además del retraso de los 65 a los 67 años de edad en las jubilaciones, el Ejecutivo italiano estudia la venta de parte del patrimonio inmobiliario del Estado.

Sobre la mesa del Gobierno se encuentra también un borrador del llamado "decreto para el desarrollo" anunciado por Berlusconi hace un mes para propiciar el crecimiento económico del país y que prometió que estaría aprobado hace ya una semana.

Los medios de comunicación italianos filtraron ayer el contenido de ese decreto, que en su forma de borrador contiene doce medidas fiscales que podrían hacer ingresar al Estado 10.000 millones de euros anuales, según el "Corriere della Sera".

En ese borrador figuran también una reforma de las herencias, deducciones fiscales para los empresarios que contraten a trabajadores menores de 35 años y a jóvenes en prácticas, así como la prórroga hasta 2014 de las desgravaciones por las reformas de los edificios en materia de eficiencia energética.

Este martes, Berlusconi convocó una nueva reunión en su residencia romana con representantes de su partido y de la Liga Norte para intentar alcanzar un acuerdo sobre la reforma de las pensiones, algo a lo que también se han opuesto los sindicatos.

El diario "La Repubblica" asegura que el primer ministro le ha explicado a Bossi que esta vez no se puede presentar ante sus socios comunitarios sin reformas y que o lleva algo concreto a Bruselas o todos en el Gobierno "se van a casa".


EFE
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.