| 7/28/2010 3:20:00 PM

"Mini-burbuja" económica de Brasil se desinfla

Tras anotar un crecimiento interanual del 9% en el primer trimestre, un enfriamiento de la economía a tasas más sustentables del 4 al 5% era inevitable, debido a los cuellos de botella crónicos de Brasil en infraestructura y otras áreas.

Una breve "mini-burbuja" de la economía brasileña parece estar desinflándose más rápido de lo que habían anticipado la mayoría de los inversionistas.

Pero según los últimos datos, al parecer habría un gasto más conservador por parte de los consumidores brasileños, un súbito brote de pesimismo entre las manufactureras locales y una mayor aversión global al riesgo, lo que se estaría haciendo sentir en el que hasta hace poco era uno de los únicos puntos económicos brillantes del mundo.


De hecho, la actividad económica de Brasil podría haberse contraído en junio respecto a mayo, dijo Gray Newman, economista especializado en Latinoamérica de Morgan Stanley, en un informe. Newman citó varios indicadores adelantados "lentos", como la producción de automóviles, el consumo de energía eléctrica y el tráfico en las carreteras concesionadas. Mayo también fue un mes débil, con crecimiento de cero comparado con abril, según cálculos del Banco Central sobre la actividad económica.


Por ahora, los economistas locales aún esperan que la economía de Brasil se expanda un 7,2% este año, según el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central. Pero muchos participantes del mercado están ahora en proceso de "reevaluación" de sus estimaciones de crecimiento, dijo David Beker, economista jefe para Latinoamérica de Bank of America Merrill Lynch.


"Hay algunas señales de que Brasil está alinéandose más con el resto del mundo", afirmó.
El presidente del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, Luciano Coutinho, dijo a inversores en Washington este mes que Brasil había tenido una "mini-burbuja" en el primer trimestre ya que los consumidores habían aprovecharon un beneficio tributario temporal para la compra de bienes durables y otros productos antes de que expirara. El repentino cambio de tendencia se hace sentir ahora en toda la economía, en la medida que los inventarios aumentan y por consiguiente las manufactureras ajustan su producción, dijo Tony Volpon, director de investigación de mercados emergentes en las Américas de Nomura Securities.


Los débiles datos recientes podrían ser en parte responsables de la decisión del Banco Central de elevar la tasa de interés referencial, Selic, en 50 puntos base la semana pasada, a un 10,75%.


Economistas consultados por Reuters pronosticaban en su mayoría un incremento de la tasa Selic de 75 puntos base.

 

 

Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?