| 1/20/2012 9:00:00 AM

Merkel reitera su "gran respeto" por las reformas del Gobierno español

La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró hoy su "gran respeto" por las reformas del Gobierno español para atajar la crisis de la deuda y presupuestaria, con motivo de la próxima visita a Berlín del presidente del Ejecutivo de España, Mariano Rajoy.

Así lo destacó el portavoz oficial de la canciller, Steffen Seibert, quien recordó que esas medidas fueron iniciadas ya por el anterior gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero y son "continuadas de manera consecuente" por Rajoy.

Entre Merkel y Rajoy "existe ya una cooperación constructiva en las primeras y cortas semanas" desde que el nuevo presidente del Gobierno español asumiera el poder, dijo Seibert en la tradicional rueda de prensa de los portavoces alemanes de los viernes.

El portavoz oficial señaló que Merkel recibirá a Rajoy el 26 de enero a las 12.30 hora local (11.30 GMT) con honores militares en la Cancillería Federal, para seguidamente mantener una amplia conversación a la que seguirá una comparecencia conjunta ante la prensa.

Añadió que la canciller federal mantendrá en los próximos días una serie de reuniones para preparar la cumbre de la Unión Europea que se celebrará el día 30 en Bruselas.

Este domingo tiene previsto reunirse de nuevo en la Cancillería Federal con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un encuentro de carácter confidencial y sin comparecencia ante la prensa.

De las mismas características será la cena de trabajo que mantendrá el lunes en Berlín con los presidentes de la Comisión y el Consejo de la UE, José Manuel Durao Barroso y Herman van Rompuy.

El mismo día se reunirá también con el nuevo primer ministro de Bélgica, Elio di Rupo, aunque con este sí ofrecerá una rueda de prensa conjunta.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?