| 10/18/2015 8:30:00 AM

Menos deuda externa podría aumentar la demanda de dólares

Varios aspectos desincentivan aumentar ahora la deuda en moneda extranjera en los países emergentes y ello podría no solo disminuir la oferta de divisas sino aumentar la demanda lo que conllevaría a una nueva debilidad cambiaria.

Los países endeudados en los mercados emergentes han empezado a abordar una acumulación de crédito por un monto cercano a US$5 billones en préstamos y bonos denominados en dólares, lo que reduce sus obligaciones por primera vez en siete años, en una decisión que amenaza con interrumpir un incipiente fortalecimiento de las monedas que va desde Brasil hasta Malasia.

Las compañías de los países en vías de desarrollo reembolsaron el trimestre pasado US$38.000 millones de deuda, US$3.000 millones más de lo que tomaron prestado en el período, lo que marca la primera reducción neta desde 2008, según datos que recopiló Bloomberg. La demanda de dólares para reembolsar deuda contribuye a la mayor salida de capital en casi tres décadas.

La ola de endeudamiento, que se inició tras la crisis financiera global conforme declinaban las tasas de interés, podría ahora revertirse a medida que se desacelera el crecimiento económico, bajan los precios de las materias primas y las entidades crediticias exigen mayores tasas de interés. Si bien las monedas de los países en vías de desarrollo se recuperan de bajos niveles récord, los analistas que consultó Bloomberg estiman que la tendencia declinante se reanudará en tanto se aceleran los reembolsos de la deuda en dólares.

“Se trata de un acontecimiento masivo”, dijo Stephen Jen, uno de los fundadores del fondo de cobertura londinense SLJ Macro Partners LLP y ex economista del Fondo Monetario Internacional, que ha acertado con su pronóstico bajista respecto de los mercados emergentes desde 2012. “Quieren pagar sus préstamos en dólares. Estamos al comienzo, y hay mucha presión sobre los mercados emergentes”.


¿Recuperación cambiaria?

Luego de caer durante la mayor parte de este año, los activos de mercados emergentes han obtenido un respiro en las últimas semanas conforme datos económicos más débiles de lo previsto alimentan la especulación de que la Reserva Federal de los Estados Unidos podría postergar hasta el año próximo su primer aumento de tasas de interés desde 2006.

La rupia de Indonesia ha encabezado el fortalecimiento con un aumento de 8 por ciento este mes, seguida por el peso colombiano, que ha experimentado un avance de 7 por ciento.

La mayor parte de los analistas sigue haciendo un pronóstico bajista. Las 23 grandes monedas de mercados emergentes se debilitarán contra el dólar para el tercer trimestre del año próximo, mientras que el florín húngaro y el rublo ruso declinarán más de 10 por ciento, según estrategas que consultó Bloomberg.

Los bancos extranjeros han reducido el préstamo a países en vías de desarrollo desde mediados de 2014. La cantidad de préstamos se ha reducido US$299.000 millones, alcanzndo todavía una cifra significativa de US$3,4 billones, en los nueve meses anteriores al 31 de marzo, según datos del Banco Internacional de Pagos (BIS, por la sigla en inglés).

(Bloomberg)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?