| 8/27/2012 1:00:00 PM

Megacumbre en Santiago de Chile

El director ejecutivo de la Fundación UE-ALC aseguró a Deutsche Welle que la próxima cumbre de países europeos, latinoamericanos y caribeños incluirá a empresarios, académicos y activistas sociales de ambas regiones.

;
DW
La última cumbre de Estados europeos, latinoamericanos y antillanos tuvo lugar hace apenas dos años, pero es mucho lo que ha cambiado desde entonces. Entre otras cosas, los estragos del crash de 2008 se hicieron aún más tangibles en el bloque comunitario que al otro lado del océano Atlántico, el boom de varias economías suramericanas ha revertido el flujo migratorio, y nuevas instancias han surgido para defender los intereses de los países en cuestión. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es una de ellas.

La otra es la Fundación Unión Europea-América Latina/Caribe (UE-ALC), cuya misión es consolidar las relaciones entre los países de la zona euro y aquellos al sur del río Bravo. De ahí que el próximo encuentro interregional, que debía ser la VII Cumbre UE-ALC, haya pasado a denominarse I Cumbre CELAC-UE; ésta se realizará en Santiago de Chile los días 26 y 27 de enero de 2013. “Esta vez incluiremos en ese marco a los distintos sectores de la sociedad”, dijo a DW el director ejecutivo de la Fundación UE-ALC, Jorge Valdez.

Paralelamente a la cumbre política se celebrará una para los empresarios, otra para los representantes de las universidades y otra para los portavoces de la sociedad civil organizada de ambas regiones. Eso permitirá tejer una trama de relaciones birregionales más densa que la mera cumbre de gobernantes”, acotó el diplomático peruano, consciente de que las grandes reuniones empiezan a perder su poder de convocatoria. “Hay una fatiga generalizada de cara a las cumbres; es posible que hayamos abusado de ellas”, comentó Valdez.

Allanando el camino hacia la cumbre

“No obstante, esa cita es importante porque, aunque los nexos entre Europa, Latinoamérica y el Caribe se vienen reforzando sistemáticamente desde 1999, el proceso de globalización se ha acelerado. Debemos sacarle más provecho al hecho de que estas regiones constituyen la mayor parte del mundo occidental; eso significa que tenemos visiones y valores comunes que nos sirven para proyectarnos conjuntamente”, señaló Valdez. Tres actividades han sido organizadas por la institución que él dirige para allanar el camino hacia la cumbre.

Un seminario sobre nuevas dinámicas de integración, celebrado en junio en el Institut des Amériques de París; uno sobre inversiones bidireccionales, que tendrá lugar en octubre en la capital chilena con el respaldo de la CEPAL; y otro que se realizará el 17 y 18 de septiembre en Hamburgo con apoyo del Instituto de Estudios Latinoamericanos (ILAS), adscrito al GIGA, para evaluar la solidez de las bases sobre las que se han apoyado las relaciones interregionales hasta ahora.

“El seminario de Hamburgo busca que Europa vuelva a ser atractiva a los ojos de los latinoamericanos y caribeños, aprovechando que algunos defectos de China como socio comercial han quedado a la vista”, sostuvo Detlef Nolte, presidente del GIGA y director del ILAS. “Allí se dialogará sobre el problema de las políticas económicas discordantes y se delinearán algunos temas para conversaciones futuras, que van desde nuevas estrategias contra el narcotráfico hasta el tópico de la ciudadanía transnacional, que alude a la situación de los emigrantes que se desplazan dentro de América Latina y el Caribe o hacia Europa”, añade Nolte.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?