| 5/3/2012 10:20:00 AM

Medios: empate técnico en debate Hollande-Sarkozy

De cara a la segunda ronda de los comicios este domingo, el candidato socialista sigue al frente de las encuestas con bastante margen sobre el actual presidente, Nicolas Sarkozy.

;
DW
Los medios franceses no ven un claro ganador del debate televisivo celebrado anoche entre el presidente Nicolas Sarkozy y el candidato socialista François Hollande, que consideran fue "muy tenso y muy técnico" ("Le Parisien").

La mayoría de la prensa habló de un "duelo sin cuartel". De cara a la segunda ronda de los comicios este domingo, Hollande sigue al frente de las encuestas con bastante margen sobre Sarkozy.

El actual mandatario, que tenía poco que perder, fue más agresivo e intentó hacer caer a su contrincante en algún error y lo acusó de no tener un plan claro ante los ahorros que son necesarios. Hollande respondió con críticas a lo que considera la mala herencia del actual presidente y la alta tasa de desempleo.

En total el debate fue seguido por 17,8 millones de franceses, según la medición del Institut Médiamétrie divulgada por el canal de noticias BFM. La cifra es menor que en el duelo de hace cinco años entre Sarkozy y Ségolène Royal, cuando lo siguieron 20,4 millones.

El objetivo del enfrentamiento verbal era ganarse a los electores aún indecisos. La dirigente de extrema derecha Marine Le Pen dijo hoy que Hollande sorprendió. "Cumplió con su papel", opinó.

Le Pen quedó tercera en la primera vuelta con casi un 18 por ciento de los votos, y sus seguidores podrían votar ahora por Sarkozy. El presidente se dirigió claramente a ellos en el debate y les pidió su apoyo.

Antes del duelo, los sondeos le daban a Hollande un apoyo de entre el 53,5 y el 54 por ciento de los votos, frente a un 46-46,5 por ciento para Sarkozy. Numerosos ciudadanos se manifestaron sin embargo aún indecisos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?