| 2/12/2014 3:00:00 PM

Maduro amplía “precios justos”

El presidente de Venezuela anunció la aplicación de la nueva Ley de Precios Justos e informó de la ocupación temporal de una empresa textil por supuestamente incumplir la norma.

Nicolás Maduro, amplió su ley de precios jsutos y además ordenó tomar posesión temporal de una empresa textil por el supuesto incumplimiento de la norma.

"Esta ley va a buscar en el escenario económico venezolano el equilibrio de los costos, las ganancias y los precios justos, el equilibrio en el estimulo a la producción y el equilibrio perfecto, exacto", declaró Maduro desde la reunión con ministros, gobernadores y alcaldes.

Durante el encuentro, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, el presidente subrayó que esta es una "ley central para la nueva etapa económica del país".

El mandatario adelantó además que la Ley de Ilícitos Cambiarios está siendo reformada para que haya ofertas de divisas "más allá del Estado" con la apertura de un nuevo mecanismo al que llamó "Sicad II" que será lanzado "en las próximas horas".

El Sicad es el Sistema Complementario de Administración de Divisas por el que Estado entrega divisas mediante un método de subastas que elevó el dólar a 11,30 bolívares en la última de ellas.

Tras los señalamientos que hizo el ministro de Industrias, Wilmer Barrientos, Maduro ordenó ejecutar la ocupación temporal de la empresa El Castillo Centro Textil en el oeste de Caracas, por el supuesto incumplimiento de la ley de Precios Justos.

Barrientos indicó que la empresa dio a los funcionarios "información insuficiente" sobre los costos e inventarios y que además se pudo comprobar una situación irregular con los precios de algunos artículos. Así, el ministro comentó que, de acuerdo con los ilícitos observados, a la empresa le corresponde ser multada, suspendida y ocupada temporalmente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?