| 9/23/2010 6:00:00 PM

"Macondo" derramó 4,4 millones de barriles de crudo en Golfo

El pozo "Macondo" regó unos 4,4 millones de barriles de crudo en el Golfo de México durante los 84 días transcurridos desde su estallido hasta su obturación, según un estudio que publicó la revista Science.

La empresa BP, concesionaria del área de exploración, detuvo el vertido de crudo el 15 de julio.

Timothy Crone, del Observatorio Lamont-Doherty de la Tierra, y Maya Tolstoy, del Departamento de Tierra y Ciencias Ambientales -ambos de la Universidad Columbia, en Nueva York- aplicaron la velocimetría óptica para el análisis de las imágenes visuales captadas por las cámaras enfocadas en el pozo abierto, y el cálculo del volumen de flujo.

Los investigadores señalaron que "para comprender plenamente el impacto ambiental de este desastre se necesitará un cálculo pleno del petróleo vertido y, un método para determinarlo es la medición del flujo en los sitios de descarga y la integración de estas mediciones en el tiempo".

En su trabajo Crone y Tolstoy aplicaron la velocimetría óptica de columna para calcular la velocidad media de los fluidos que surgían del pozo y para ello usaron las imágenes visuales tomadas por las cámaras submarinas.

Los investigadores examinaron dos secuencias cortas de video de alta resolución con imágenes de la columna de petróleo -de sólo unos 20 a 30 segundos de duración- y calcularon la tasa promedio de flujo del crudo.

Uno de los videos se grabó cuando el tubo ascendente estaba todavía conectado al mecanismo de previsión de explosiones del pozo, que falló el 20 de abril. El otro video se grabó después que este tubo fue retirado del lugar.

Con su método de velocimetría Crone y Tolstoy midieron el movimiento aparente de olas en la columna de petróleo y convirtieron esta representación bidimensional en un cálculo de la tasa de flujo volumétrico.

De esta forma estimaron que la tasa promedio de flujo de petróleo del pozo "Macondo" entre el 22 de abril y el 3 de junio fue de unos 56.000 barriles diarios (8,9 millones de litros) con un margen de incertidumbre formal del 21 por ciento.

Después que se retiró el tubo ascendente los investigadores calculan que el vertido fue de unos 68.000 barriles diarios (10,8 millones de litros), con un margen de incertidumbre formal del 19%.

El artículo señala que, sobre la base de los datos disponibles, no fue posible cuantificar la variabilidad temporal aunque es probable que haya habido cambios inducidos por variaciones en el flujo debidas al contenido de gas en el fluido y a otros factores como la integridad del pozo y la abrasión de componentes dentro del sistema y otros factores.

El cálculo al que llegaron Crone y Tolstoy fue de 4,4 millones de barriles, con un margen de error de más o menos el 20%).

"Este cálculo podrá refinarse si otras imágenes de video permiten la evaluación de la variabilidad temporal o si se agrega el flujo de escapes secundarios", escribieron los investigadores.

Aún tomando en cuenta todas estas incertidumbres, concluyeron los científicos, "es claro que este vertido de petróleo excede en mucho el derrame causado por el accidente del buque cisterna Exxon Valdez" en 1989 en Alaska.
 
 
 EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?