Revista Dinero

Juan Pablo II

| 4/30/2011 7:00:00 PM

Los trece milagros de Juan Pablo II

Se escogió la fecha 1 de mayo, solemnidad de la Divina Misericordia, para celebrar la beatificación de Juan Pablo II. Este Papa ha sido amado por multitudes, no sólo de la Iglesia Católica sino por hombres y mujeres de diferentes países, corrientes políticas y confesiones religiosas.

El proceso para llevar a un cristiano a los altares incluye un detenido estudio de su vida, revisión de sus escritos, presentación de los testimonios de quienes lo conocieron, y para el caso de la beatificación un milagro avalado por una comisión médica y una teológica.

A Karol Wojtyla se le atribuye el milagro de la curación de Parkinson en la hermana Marie Simon Pierre, junto a más de 270 casos registrados y otros tantos más que la gente afirma fueron gracias a su mediación.

Para Fabián Salazar, coordinador del Centro de Estudios Teológicos y de la Religiones (Cetre) de la Universidad del Rosario, “estas intervenciones deben enmarcarse dentro de toda una vida de entrega que puede calificarse como un milagro para el mundo, entendiéndose milagro como la intervención de Dios en la vida humana para dignificarla y convertirla en servicio al prójimo”.

Para el académico, es importante recordar en este momento en que se aproxima su beatificación, 13 de esos milagros que marcaron la vida de Juan Pablo II. El coordinador del CETRE enumera los siguientes:

1- El cardenal Karol Wojtyla fue elegido Sumo Pontífice el 16 de octubre de 1978, constituyéndose en el primer Papa no italiano en 400 años.

2- Sobrevive a un atentado contra su vida el 13 de mayo de 1981 y con gran caridad perdona a su agresor Mehmed Ali Agca, en un acto de reconciliación el 28 de diciembre de 1983, dando testimonio con su vida que es posible perdonar a quien nos hace daño.

3- Visita a la comunidad judía de Roma en abril de 1986 e inicia un camino de acercamiento y reconocimiento al pueblo judío, a quien llama afectuosamente “hermanos mayores”.

4- A partir de 1986 inaugura las jornadas mundiales de oración por la paz, en las que se reúnen representantes de las principales religiones para orar por la fraternidad y la justicia. Estos encuentros junto a los gestos y documentos del Papa Juan Pablo II, abren muchos caminos para el diálogo ecuménico e interreligioso desde la Iglesia Católica.

5- Visita a Cuba en enero de 1998. Este hecho parecía imposible, pero para sorpresa de todos el mutuo respeto y el diálogo entre Juan Pablo II y Fidel Castro hicieron posible la visita. Su presencia en la isla trajo cambios importantes en asuntos de libertad religiosa.

6- Juan Pablo II reconoce que para entrar al tercer milenio es necesario un acto de humildad frente al mundo y pide perdón por los pecados eclesiales en el marco del año jubilar de 2000.

7- Inaugura las jornadas mundiales de la juventud. El Papa por su carisma se convierte en abanderado de la juventud. Los reúne en jornadas mundiales. Los recibe en entrevistas privadas. Los acompaña en eventos y se siente muy cercano a sus retos y dificultades. Ellos lo acompañaron hasta el final de la vida de este joven octogenario.

8- El dolor por la ocupación nazi y luego su resistencia al régimen comunista en Polonia, lo convirtieron en un actor político que contribuyó al resurgimiento de la democracia en su nación.

9- Sus escritos, sus visitas a los países y sus múltiples intervenciones en organismos internacionales como la ONU, ofrecieron una oportunidad de levantarse como “la voz de los que no tienen voz”. En particular escuchando el clamor de los pobres, marginados y privados de la libertad. No tuvo temor en denunciar los excesos tanto del sistema comunista como del sistema capitalista, proponiendo vías alternativas desde su magisterio social.

10- El Papa fue un trabajador incansable por la paz y un opositor a la guerra y a la violencia. Medió con éxito diferentes conflictos internacionales, por ejemplo el conflicto entre Chile y Argentina.

11- Su muerte el 2 de abril de 2005 fue llorada por hombres y mujeres de diferentes nacionalidades. El Papa fue capaz de superar las fronteras religiosas y políticas.

12- En respuesta al grito popular de santo súbito, las dispensas de tiempo de Benedicto XVI y los diferentes testimonios de milagros en el mundo, se logró el proceso de beatificación a pocos años de su partida.

13- Comprendió diferentes lenguas, culturas y contextos. Fue el Papa viajero por excelencia.

Algunos sectores al interior de la Iglesia Católica critican que el proceso hacia la beatificación de Juan Pablo II se haya logrado en tiempo record. Argumentan que era necesario esperar el tiempo estipulado para estos procesos y estudiar con detenimiento algunas de sus decisiones. Sin embargo, la aceptación popular, su importancia social, eclesial y sobre todo su testimonio de vida cristiana son argumentos que sostienen esta iniciativa de la Iglesia católica de beatificarlo y seguramente muy pronto canonizarlo, dijo Salazar.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×