| 2/2/2011 2:30:00 PM

Los retos de la gira por Suramérica de Obama

Uno de los grandes desafíos del presidente Barack Obama durante su primera visita a América del Sur el mes próximo será articular un mensaje que reconozca las transformaciones experimentadas por América Latina pero que al mismo tiempo evite el paternalismo que ha marcado las relaciones con Estados Unidos, dijo el miércoles un internacionalista.

El presidente del Diálogo Interamericano Michael Shifter calificó como "buena idea" que Obama seleccionara a Brasil, Chile y El Salvador como destinos de su gira porque son buenos ejemplos de una tendencia regional de gobiernos de centro con democracias consolidadas, grandes logros económicos y sociales y cuyo debate político no está ideologizado.


"El giro a la izquierda en la región ocurrió, pero realmente fue un giro muy leve, no tan profundo como se creyó en un momento", indicó Shifter al pronunciar una conferencia. "La región ahora no va a la derecha, pero va al centro más que nunca antes".


La Casa Blanca ha dicho que la gira de Obama ocurrirá a fines de marzo, pero no ha dado fechas específicas.


Shifter dijo que la tendencia regional hacia el centro se mantiene aún con el caso venezolano, donde el presidente Hugo Chávez se mantiene en el poder desde 1999 y planea buscar otro sexenio en los comicios de 2012.


"Venezuela no lo está haciendo bien. Fue el único país en contracción económica en 2010 junto a Haití. La popularidad (de Chávez) ha disminuido en los últimos dos años y ha ocurrido un deterioro significativo. Sus aliados son hoy menos cercanos que hace dos años", dijo refiriéndose a Ecuador y Bolivia.


Miriam Kornblith, directora del programa latinoamericano del National Endowment for Democracy, una fundación privada sin fines de lucro dedicada al fortalecimiento de instituciones democráticas en el mundo, dijo que ante el panorama actual conviene reevaluar las categorías de "izquierda" y "derecha" para reemplazarlas por otras más vigentes como "pro-democracia" o "autoritario".


Christopher Sabatini, director de política para la Sociedad de las Américas y el Consejo de las Américas, opinó que la forma más efectiva para que los países democráticos puedan incidir en aquellos con tendencias autoritarias es presentando los posibles riesgos para la seguridad nacional de otros países en la región.


Pero Sabatini admitió que no es un proceso fácil, y puso como ejemplo la dificultad que han tenido organizaciones pro derechos humanos respecto al "deterioro institucional" en algunos países, porque es un tema "difícil de explicar".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?