| 11/5/2009 5:00:00 AM

Los latinoamericanos no migraron en época de crisis

En el foro patrocinado por la Fundación de Interés Público, Alexander S. Onassis reveló que la crisis económica mundial no había afectado significativamente la migración en América Latina. Sin embargo, las remeses sí lo fueron.

Durante el Foro de las Jornadas de Sociedad Civil, organizado por la Fundación de Interés Público Alexander S. Onassis en Grecia, se concluyó que la crisis económica no había tenido repercusión significativa en el deseo de los latinoamericanos de migrar a otros países. Por otro lado, las remesas  provenientes de los países desarrollados descenderá un 6,1% en el 2009.

Durante el foro se reveló que la crisis económica no había generado un sentimiento migratorio por parte de los latinoamericanos a otros destinos. De hecho, el 20 % de los residentes de México en el año 2008 dijo que le gustaría vivir en otro país permanentemente si tuviera la oportunidad, mientras que un 18 % lo dice en el 2009.

Las actitudes en Ecuador y Colombia también se mantuvieron relativamente estáticas, con menos de un 25% y aproximadamente un 33%, respectivamente, quienes expresaron el deseo de reubicarse en ambos años.

Además, el Banco Mundial informó que mientras que los envíos de remesas a los países en desarrollo alcanzaron US$338 millones en 2008, cifra superior a la suma estimada anterior de US$328 millones, se espera que los envíos de remesas a los países en desarrollo desciendan a US$$317 millones en 2009. Este descenso del 6.1% es inferior a las expectativas planteadas por el banco del 7.3 %.

El Banco Mundial informó también que los envíos de remesas a América Latina y el Caribe han sido más inferiores a lo esperado en 2009. En efecto, los envíos de remesas a los países de la región de América Latina y el Caribe hasta el tercer trimestre de 2009 muestran una mayor disminución de lo esperado.

Los envíos de remesas a México disminuyeron en un 13.4% en los primeros nueve meses de 2009 en un año (sin embargo, la disminución de los envíos parece tocar fondo en la mayoría de países de la región. Esto refleja que la crisis en los Estados Unidos y España (en el sector de la construcción en particular), países de destino clave para los migrantes de América Latina, comenzó antes que en otras partes del mundo.

En todas las regiones, los envíos de remesas probablemente afrontarán tres amenazas. Una recuperación económica con desempleo, controles más estrictos de inmigración y movimientos impredecibles de la tasa de cambio.

A pesar de estas amenazas, se espera que las remesas se mantengan más resistentes que los flujos de capital privado y lleguen a ser aún más importantes como fuente de financiación externa en muchos países en desarrollo.

Los temas principales temas tratados en el foro fueron la integración de políticas migratorias y estrategias de desarrollo en beneficio global, incluidos los latinoamericanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?