| 5/4/2011 9:25:00 AM

Los futuros taxis de Nueva York serán... furgonetas

La próxima generación de emblemáticos taxis de Nueva York continuarán siendo amarillos, pero ligeramente diferentes en modelo. Desde finales de 2013 serán furgonetas.

Tampoco serán de la marca Ford sino de Nissan.

Esto después de que compañía Nissan Motor de Japón fuera elegida para producir los futuros taxis neoyorquinos.

El contrato, estimado en US$1.000 millones, fue anunciado por el alcalde de la ciudad Michael Bloomberg.

El modelo que se convertirá en "el taxi del futuro" es el NV200, un vehículo minifurgoneta más práctico y cómodo que el taxi actual.

La furgoneta venció a la compañía estadounidense Ford y a la turca Karsan Otomotiv en el concurso por el contrato millonario de 10 años.

Hecho a medida
El vehículo tendrá el techo transparente para ofrecer a sus clientes la visión de los rascacielos de la ciudad, múltiples puntos de cargas para teléfonos móviles y un navegador GPS.

"Los neoyorquinos y turistas van a enamorarse del taxi cuando se suban a él. El vehículo va a representar muy bien a Nueva York"

"Los neoyorquinos y turistas van a enamorarse del taxi cuando se suban a él. El vehículo va a representar muy bien a Nueva York", dijo David Yassky presidente de la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad.

En el proceso de más de dos años que ha durado la elección del nuevo taxi, las autoridades han primado el respeto al medio ambiente.

Nissan resultó ser el más energético y más barato de los tres finalistas. Además la compañía japonesa introducirá un modelo eléctrico de su NV200 a partir de 2017.

Se calcula que más de 600.000 personas al día utilizan el taxi amarillo y a partir de finales de 2013 lo harán en el nuevo modelo de Nissan, mientras que la antigua flota que recorre actualmente las calles de Nueva York será jubilada en un plazo de entre tres y cinco años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?