| 12/10/2015 12:05:00 AM

Los chinos siguen siendo los reyes del lujo pero no en China

Cuando los turistas se pasean por la avenida más concurrida y más lujosa del mundo en París, los Campos Eliseos, los asiáticos son los que predominan allí y ese es un problema para Louis Vuitton en China, quién se vio obligado a cerrar tiendas en el gigante asiático.

El mercado asiático es uno de los más apetecidos por las marcas de lujo, pues la creciente clase media se convirtió en una oportunidad de expansión con los consumidores aspiracionales, sobre todo en el gigante asiático para marcas como Louis Vuitton, Chanel y Burberry. Sin embargo, si bien los chinos son adictos a la exclusividad, su lugar preferido para hacer compras es en el extranjero, más que en China.
  
Asia es considerada la mina de oro para la exclusividad europea sin embargo, incluso el grupo más grande de lujo del mundo, LVMH, que tiene en sus manos a 70 marcas, asegura que su marca estrella, Louis Vuitton, se ha visto afectada en las ventas. 

Lo anterior, obligó a Louis Vuitton a cerrar tres tiendas en China este año, mientras que el beneficio de Prada se redujo en una cuarta parte en el primer semestre del año en medio de ventas débiles en el gigante asiático;  Chanel redujo sus precios a principios de este año, con la premisa de cerrar la brecha de precios entre Europa y Asia. 

Sin embargo, los chinos siguen siendo los consumidores de lujo y representaron el 46% de las compras a nivel mundial durante este año, participación similar a la registrada en el 2014, por lo que aún siguen siendo los reyes del lujo alrededor del mundo. 

¿Entonces por qué cierran las lujosas tiendas? 

A pesar del apetito de los chinos por el lujo, el último informe de la consultora Fortune Character Institute encontró que el 83% de las marcas de lujo han cerrado algunos de sus puntos de venta. Incluso, la consultora asegura que los cierres de tiendas continuarán durante el próximo año. 

De acuerdo con The Guardian, si bien los chinos son los mayores consumidores de lujo en el mundo, el lugar en donde hacen las compras, es lo que está haciendo la diferencia. Los chinos han venido aumentando su consumo de bienes de lujo pero fuera de su país para ahorrar dinero, dada la devaluación del yuan durante este año. Esto es lo que indica el último informe citado por The Guardian. 

De acuerdo con el informe el 78% de las compras de lujo de los chinos tuvo lugar fuera de China, subiendo ligeramente, incluso aumentando de 76% en la encuesta del año pasado. 

Las compras de lujo globales por los consumidores chinos aumentaron un 9% en el año a US$116,800 millones. Sin embargo, su gasto en el extranjero está superando las compras locales, subiendo más de un 12% a US$91.000 millones, indica el informe. 

Los datos de la Administración Estatal de Divisas muestran que los turistas chinos en el extranjero gastaron US$74.900 millones en el tercer trimestre, un 61% más con respecto al año anterior y un 27% respecto al trimestre anterior.

De acuerdo con la directora del grupo de investigación, Zhou Ting, la autora del China Luxury Report 2015, "la razón principal es que los compradores chinos sienten que los precios de China son mucho más altos que en el extranjero, pero ahora, los chinos ven también que cada vez más pueden tener acceso a los últimos diseños y más opciones en el extranjero, y también obtener un mejor servicio". 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?