| 3/14/2012 7:00:00 AM

Lo que Brasil debe mejorar para atender turistas en Mundial 2014

El embajador de ese país en Colombia, Antonino Mena Gonçalves, dijo a Dinero.com que los dos principales cuellos de botella de Brasil para atender a los turistas en el evento deportivo, son la infraestructura aeroportuaria y la capacidad hotelera.

Brasil espera recibir 7,2 millones de turistas extranjeros en 2014 con motivo de la Copa del Mundo, así como decenas de millones de vuelos domésticos entre las 12 ciudades anfitrionas.

El embajador de Colombia en Brasil considera que un evento de talla internacional como el Mundial requiere de grandes inversiones en infraestructura, sobre todo en los países que no tienen este deporte tan arraigado.

“Tengo entendido que para un país como Brasil, la inversión nueva que se tenga que hacer será menor que la de una nación con menos tradición, como por ejemplo Sudáfrica o Corea – Japón, que son países que tuvieron que construir estadios”, afirmó.

Es por eso que Brasil podría cumplir las expectativas en ese sentido, si se tiene en cuenta que ya tiene estadios construidos. No obstante, los aeropuertos tendrán que ampliar su capacidad, así como los hoteles de las ciudades anfitrionas.

“Hay sedes suficientes, no hay muchas cosas que se tengan que construir, los estadios existen. Pero hay problemas que tendrán que ser corregidos si queremos tener éxito”, dijo durante una entrevista con Dinero.com.

Según encuestas preliminares, las inversiones en infraestructura para atender este evento deportivo superarán los US$15.000 millones, que incluyen desde la construcción de estadios, hasta reformas a aeropuertos y ampliar la capacidad hotelera, entre otros.

“Esto es un problema que vamos a tener que trabajar mucho porque son dos cuellos de botella en Brasil: hay problemas de infraestructura de transporte, o sea, los aeropuertos van a tener que sufrir grandes trabajos para adaptación y la red hotelera tiene que también ser ampliada, sobre todo en algunas de las sedes”, recalcó el embajador Mena Gonçalves.

No sólo es el Mundial 2014. Según el diplomático, el creciente aumento de la población de clase media en Brasil hace que la gente esté utilizando cada vez más el transporte aéreo. “Esto generó en algunos puntos una crisis, porque las estructuras de los aeropuertos no aguantan tanta gente viajando”.

Todo crece

La organización de un mundial de fútbol implica para los países no sólo un aumento del turismo, sino un incremento en la actividad económica, impulsada por ste sector precisamente.

Brasil proyecta que antes del Mundial, en el periodo comprendido entre 2010 y 2014, se generarán dos millones de puestos de trabajo formales e informales para la adecuación de escenarios y construcción de obras civiles, principalmente.

De acuerdo con las proyecciones del Ministerio de Turismo, la entrada de monedas extranjeras podría crecer un 55% en el mismo periodo, al pasar de R$6,3 mil millones a R$8.9 mil millones en el año de realización de la Copa del Mundo en Brasil.

Se espera que el flujo de turistas extranjeros pase de 5,1 millones 2010 a 7,2 millones en 2014, mientras que los desembarques nacionales pasarían de 56,7 millones a 77,7 millones en el año de la copa, de acuerdo con la cartera ministerial del vecino país.

Así mismo, el gobierno brasileño prevé que la tasa de crecimiento del PIB pasará del 4% al 4,8% en este periodo y que la inflación caerá levemente de 5,7% a 5,4%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?