| 1/27/2011 3:10:00 PM

Líderes del mundo discuten inflación

Los funcionarios reunidos en el Foro Económico Mundial expresaron el jueves su preocupación por la escalada de los precios de los alimentos que fogonea el malestar social, aunque los jefes corporativos rechazaron los pedidos para limitar la especulación.

El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, aseguró que la población mundial podría superar los 9.000 millones de habitantes para el 2045, comparado con los 7.000 millones actuales. "Imaginen la presión sobre los alimentos, energía, agua y recursos", dijo en un discurso en la reunión anual del Foro Económico Mundial. "La próxima guerra o conflicto económico puede ser la carrera por recursos escasos, si no los administramos juntos", agregó.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien preside tanto el G-20 como el Grupo de los Ocho países más industrializados reiteró su llamado previo esta semana a una mayor regulación para limitar la especulación y la volatilidad. "Regulación. No un exceso (...) pero regulación", señaló Sarkozy. "Dejen que aquellos que compran grandes cantidades de materias primas se comprometan a poner en depósito parte del financiamiento por aquellas materias primas", agregó.

Michel Barnier, el principal funcionario de la Unión Europea a cargo de introducir reglas más duras para el comercio, prometió límites sobre la especulación en materias primas alimenticias. "Encuentro que la especulación en materias primas agrícolas donde existe es escandalosa", dijo el ex ministro de Agricultura francés a periodistas en Bruselas. Los futuros del trigo estadounidense subieron el jueves a un nuevo récord en 29 meses ya que los compradores tenían que esforzarse para conseguir suministros ante el tiempo desfavorable en los principales países productores, como Australia y Rusia.

Las protestas callejeras en Egipto, en parte alentadas por la escalada de los precios, se extendían el jueves en su tercer día, tras disturbios en Argelia y Túnez, donde el presidente Zine al-Abidine Ben Ali fue depuesto este mes. Imad Fakhoury, ministro de Estado de Jordania para Mega Proyectos, señaló que Oriente Medio, que importa la mayor parte de sus alimentos, estaba sufriendo con los crecientes precios y el rápido crecimiento de la población. "Estamos intentando mejorar el suministro de agua y energía y hacerlo más local para minimizar la vulnerabilidad a los precios precios internacionales y las importaciones", declaró, para luego agregar que los gobiernos también estaban ayudando a los pobres a costear un consumo básico.

Gobiernos también especulan
Nils Andersen, presidente ejecutivo del grupo naviero y petrolero danés A.P. Moller-Maersk, dijo que una prohibición de la especulación no era la respuesta, al destacar que había muchos participantes detrás del aumentos de precio en los mercados de materias primas. "Uno puede decir que si lo hacen los especuladores, es desafortunado. Pero también lo pueden hacer los gobiernos que tratan de asegurar el suministro de alimentos para su población. Y es realmente difícil criticar eso", indicó.

Peter Braback, presidente del mayor grupo mundial de alimentos, Nestlé, señaló que los gobiernos deberían dejar de promover el uso de biocombustibles, los que dijo que causaron un salto en los precios de los alimentos en el 2008 e obligarían a triplicar la producción mundial de comestibles para cumplir con las metas. "Existe una solución muy simple: no alimentos para combustible", afirmó. "No se trata de especulaciones de todos los días. Es sobre la fijación de fundamentos, que es (...) reducir alimentos para biocombustibles", añadió.


Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?