| 4/17/2012 4:56:00 PM

Lehman Brothers inicia reparto de US$22.500 millones a sus acreedores

El banco de inversión Lehman Brothers empezó hoy a distribuir a sus acreedores US$ 22.500 millones, más de tres años y medio después de protagonizar la mayor bancarrota de la historia de Estados Unidos.

"Ya se han empezado a enviar los fondos, pero es posible que muchas de las partes tarden al menos un día en recibirlo, y todavía no podemos dar una cifra exacta de cuánto dinero ha sido distribuido", dijo a la Agencia Efe una portavoz de Lehman Brothers Holdings.

Lehman Brothers anunció hace una semana el comienzo del reparto de los fondos a más de 12.000 acreedores con reclamaciones válidas, mientras US$ 4.400 millones han quedado reservados para las solicitudes que todavía se disputan en los tribunales.

Otros US$ 4.400 millones en efectivo tampoco serán distribuidos y en su caso se reservarán a distintos gastos, inversiones anticipadas y otras partidas, en cumplimiento con el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de EE.UU. Lehman Brothers tiene previsto realizar una segunda ronda de entrega de fondos a sus acreedores en torno al 30 de septiembre de este año.

El pasado 6 de marzo, la entidad financiera salió oficialmente de la bancarrota en la que se declaró el 15 de septiembre de 2008 para empezar a reintegrar parte del dinero que debe a sus clientes.

La cifra del primer reparto de fondos es apenas parte de los US$ 65.000 millones  que acordó devolver a sus acreedores, con reclamaciones que superan los 370.000 millones, como parte de un plan de liquidación propuesto por el banco y aceptado en diciembre por el juez James Peck.

Hace más de tres años y medio, el colapso de Lehman Brothers desató un efecto dominó que culminó en la crisis más profunda y prolongada en Estados Unidos desde la Gran Depresión de la década de los treinta.

El derrumbe del banco de inversión se convirtió en el símbolo de la crisis financiera, originada por la desproporcionada cantidad de instrumentos de deuda vinculados a hipotecas y su infiltración en casi cada rincón financiero del planeta.

Lehman Brothers, al contrario que Bear Stearns o los fondos hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, no fue rescatado por el Gobierno ni la Reserva Federal de Estados Unidos ni tampoco por ninguna de las grandes entidades financieras a las que se ofreció.

El banco no tuvo así otra opción que acudir a la quiebra y arrastró a otros bancos de inversión de Wall Street como Goldman Sachs y Morgan Stanley, que tuvieron que transformarse en entidades comerciales para sobrevivir. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?