| 5/9/2012 2:00:00 PM

Las promesas del candidato Capriles

El aspirante de la oposición a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, garantizó en Bogotá el regreso a sus compatriotas que han abandonado el país durante el Gobierno de Hugo Chávez si gana las elecciones del 7 de octubre, y prometió no regalar más petróleo y acabar con las expropiaciones.

El candidato hizo estas promesas en medio de los vítores de cientos de sus partidarios, que llegaron a Bogotá desde distintas ciudades colombianas e incluso de otros lugares como Curaçao, quienes, a gritos, manifestaron: "solo regresamos si gana Capriles".

"Si algo quiero es abrirle la puerta a los venezolanos y les doy un mensaje de esperanza", afirmó en un acto celebrado en un hotel de la capital colombiana, donde dio inicio a una gira internacional con el fin de captar el voto de sus compatriotas en el exterior.

"Tenemos la mejor oportunidad en 13 años y estamos haciendo todo lo posible para ganar el 7 de octubre", indicó, al dejar claro que el regreso de cientos de miles de venezolanos depende de su victoria.

Para lograrlo, dijo, "necesitamos el compromiso de todos ustedes, les pido que inviertan los exiliados para crear empleo (...), ustedes tienen que ser generadores de opinión y multiplicadores hacia nuestro país, ustedes tienen que decir a sus familias 'ayúdame a volver".

Según Capriles, ese efecto multiplicador permitiría que los 3,1 millones de votos que se emitieron en las primarias de febrero, cuando él fue elegido candidato de la oposición, se multiplicaran por tres superando el techo electoral del Gobierno, que, a su juicio, sería de seis millones de votos.

Sobre sus posibilidades de triunfo, comentó que se trata de "una lucha pareja, pero nos enfrentamos a un aparato de propaganda impresionante".

No obstante, "tenemos fe y esperanza en que cuando hay voluntad de cambio no hay amenaza que valga", subrayó.

Capriles manifestó que no pierde "el tiempo en peleas", ni tiene prejuicios. "A mi enemigo no lo veo como adversario sino como contendiente", afirmó en alusión a Chávez, enfermo de cáncer, pese a lo cual buscará una tercera reelección el 7 de octubre.

A los cientos de congregados, que le vitorearon con gritos como "presidente, presidente", el aspirante les prometió que la petrolera PDVSA "tiene que seguir siendo una empresa estatal", pero también les dijo que Venezuela no regalará más petróleo.

"Voy a sacar la política de allí (de PDVSA), quiero que nuestro país sea un país que tiene petróleo pero no dependa del petróleo", aseveró para remarcar que Venezuela está en condiciones de producir seis millones de barriles diarios cuando ahora se están produciendo 2,4 millones, que -dijo- "además se están desperdiciando".

"Nosotros no vamos a regalar petróleo", precisó, cuando indicó que, según sus estimaciones, el Gobierno de Chávez ha regalado 77.000 millones de dólares, lo que equivale a "tres veces las reservas internas".

Capriles también prometió "no más expropiación", en medio de un aluvión de aplausos, y agregó que estudiará "cada caso de expropiación por separado".

Según el candidato venezolano, las expropiaciones llevadas a cabo en los últimos años han llevado a que Venezuela tenga la peor tasa de inversión extranjera de todo el continente.


EFE/Dinero.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?