| 5/3/2012 4:38:00 PM

Las preguntas en torno al Consejo de Estado convocado por Chávez

Mientras el presidente venezolano se recupera en Cuba, el repentino establecimiento de esa entidad, prevista en la Constitución, dio lugar a diversas interpretaciones.

;
BBC
El anuncio esta semana de la conformación de un Consejo de Estado en Venezuela, una figura presente en la Constitución desde 1999 pero nunca antes activada, se suma como otro elemento a observar en la discusión pólitica del país. Agrega a un escenario ya marcado por la incertidumbre debido al estado de salud del presidente Hugo Chávez de cara a las elecciones de octubre, aseguran analistas.

Chávez, quien está bajo tratamiento contra el cáncer, anunció el lunes la conformación de este Consejo de Estado y aseguró en cadena nacional que su primera misión sería estudiar el retiro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dependiente de la OEA.

El mandatario ya había anunciado hace un par de años su intención de retirarse de este organismo multilateral por lo que la repentina formación del Consejo, a cinco meses de los comicios presidenciales del 7 de octubre, generó interrogantes.

Los miembros del Consejo, liderado por el vicepresidente Elías Jaua, se conocieron el miércoles.

También lo integran: el exvicepresidente y estrecho aliado de Chávez José Vicente Rangel, el escritor Luis Britto García, el almirante Carlos Giacopini, el embajador ante la OEA, Roy Chaderton, y el delegado ante el Consejo de DD.HH. de ONU, Germán Mundarain.

Los miembros restantes –un representante designado por la Asamblea Nacional, uno del Tribunal Supremo de Justicia y un gobernador determinado por los mandatarios estatales– aún no fueron definidos.

Las funciones del Consejo

El artículo 251 de la Constitución establece que el Consejo "es el órgano superior de consulta del Gobierno y de la Administración Pública Nacional".

Y determina que "será de su competencia recomendar Políticas de interés nacional en aquellos asuntos a los que el Presidente (…) reconozca de especial trascendencia y requiera de su opinión".

Respondiendo a ciertos rumores sobre los supuestos objetivos que se encontrarían detrás de la convocatoria del organismo, el profesor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela Nicmer Evans le dijo a BBC Mundo que este Consejo "responde un poco a la posibilidad de generar orientaciones en un momento de salud difícil para el presidente. Pero es descabellado pensar que le pasarán la responsabilidad de la decisión de que Chávez sea o no el candidato".

"La Constitución define claramente qué es el Consejo de Esado, es de carácter consultivo, no es algo relacionado con la transición", agregó.

En tanto, la politóloga Colette Capriles sugirió verlo con "prudencia" y no darle un carácter "apocalíptico": "No creo que sea el germen de un autogolpe o de la suspensión de elecciones, las cosas no se anunciarían de forma tan clara, pero sí lo veo como una 'cámara de refrigeración' donde puede haber conversaciones futuras".

Capriles destacó el rol de "operador político" de José Vicente Rangel, quien suele "aparecer en momentos de crisis" y vería legitimado papel de nexo con la oposición.

El Consejo –resumió esta analista– constituye una "dimensión de equilibrio en algún nivel del gobierno, lo que hace suponer que hay algún conflicto (…) Podría ser un mensaje a grupos que estarían en puja ante una eventual transición".

"Durante 12 años Chávez consideró que no le hacía falta, pero no lo veo como un gobierno de transición. Es un rol meramente asesor y consultivo", le dijo a BBC Mundo el constitucionalista Tulio Álvarez.

Incertidumbre

El mandatario se ha sometido a tres operaciones desde junio como parte de su tratamiento e intentará estar en condiciones de llevar delante de forma normal su campaña de cara a los comicios.

Pese a las dudas que asaltan a los venezolanos y aunque el oficialismo insiste públicamente en que será el candidato, en una reunión entre líderes regionales del Partido Socialista Unido de Venezuela, que se filtró a la prensa y luego fue desmentida, se aseguró que la organización ya piensa en escenarios con un mandatario debilitado, sin Chávez y sin la realización de las elecciones.

Y algunos analistas consideran que dentro de poco tiempo podría darse un cambio en la Vicepresidencia, cargo que ahora ostenta la titularidad del Consejo de Estado, y pasar a manos del actual canciller Nicolás Maduro, de cara a preparar una eventual sucesión.

"Veo que el vicepresidente va a cambiar en pocas semanas y que con esta designación del Consejo, Chávez lo que quiere es darle fortaleza y base al vicepresidente", opina Álvarez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?