| 2/28/2012 11:22:00 AM

Las peores recesiones de la historia (Grecia incluida)

Grecia se encuentra en medio de una recesión que ha sido descrita como la más larga jamás registrada. ¿Es así?

;
BBC
Los perjuicios sufridos por los griegos se reflejan en las colas de desempleados, el aumento de los mendigos y las personas sin techo.

De acuerdo con los ministros, la situación del país es tan mala como cualquier depresión. "Estamos esperando el sexto año consecutivo en recesión", señaló Notis Mitarakis, el ministro de Finanzas griego. "No creo que haya otro registro histórico de un país con seis años en recesión", subrayó.
Los economistas difieren sobre la definición de recesión, pero comúnmente ocurre cuando se acumulan dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo (una caída del producto interno bruto, PIB).

Dada la falta de datos fiables, nadie nunca ha podido identificar con certeza la recesión más larga en la historia, pero ha habido algunos ejemplos notables. La BBC analiza varios casos.

Grecia e Irlanda
Según las propias cifras del gobierno griego, la economía empezó a contraerse en el último trimestre de 2008 y se ha ido reduciendo desde entonces. No obstante, durante estos años, Grecia se ha recuperado varios meses de la recesión para volver a ella. La economía de Irlanda se contrajo primero en 2006 (dos años antes que Grecia), y ha tenido más trimestres de crecimiento negativo. Pero el severo programa de austeridad que está aplicando Atenas retrasará la recuperación durante un buen tiempo.

Richard Wellings, director editorial en el Instituto de Asuntos Económicos, señala que las cifras del PIB deben ser tratadas siempre con precaución, ya que se revisan y modifican. "En general Grecia tuvo un crecimiento positivo en 2008, por lo que sólo debemos analizar del 2009 hacia acá. Ahora bien, en 2013 va a estar estancada. Si Grecia deja el euro no hay mayores posibilidades de crecimiento del PIB en 2013", detalla el experto.

Así que, incluso si Grecia cambia de tendencia es probable que hayan transcurrido más de cinco años completos antes de que la economía se recupere.

La caída de 1930, el referente
La Gran Depresión en EE.UU. ha sido un punto de referencia para los expertos que analizan la última crisis financiera.

La Oficina de Análisis Económico de EE.UU., que comenzó a recoger datos sobre el PIB en 1930 (un año después del crack de Wall Street), señala que la economía estadounidense se contrajo durante cuatro años consecutivos. Su PIB se redujo casi un tercio.

La contracción en los EE.UU. fue más severa que en Grecia, dice Wellings, por lo que las dos recesiones todavía no son comparables. "También fue una doble caída, ya que la economía volvió a entrar en recesión entre 1937 y 1938. Hubo una fuerte recuperación pero volvió a caer". Pero si sólo se consideran los sectores privados de ambos países –tanto el griego como el estadounidense- entonces las contracciones son probablemente similares, dice Wellings, ya que el sector público de Grecia es mucho más grande que el de los EE.UU. de la década de 1930.

1870, la mítica gran depresión
Quizás más fuerte que la caída de 1930 fue la larga depresión de la década de 1870, que se le calificó como la Gran Depresión hasta que llegó otra 60 años más tarde. Los bancos estadounidenses US bank y Jay Cooke & Company cayeron y provocaron pánico en Europa.

La Oficina Nacional de Investigaciones Económicas (National Bureau of Economic Research) calculó que la economía de EE.UU. se contrajo durante 65 meses, desde octubre de 1873 hasta marzo de 1879. Una recesión de 22 meses, más larga que la depresión de los años treinta. Sin embargo, Albrecht Ritschl, profesor de historia económica en la London School of Economics, dice que la gravedad de esta depresión ha sido revisada en los últimos años. "Esa solía ser la Gran Depresión que todos tenían en sus mentes pero después de revisar los datos no estamos tan seguros. Ahora, es difícil de cuantificarla por la distancia en el tiempo", señala.

Tayikistán, afectada por la caída de la URSS

Una de las recesiones más prolongadas de los últimos años tuvo lugar en Tayikistán que, según el Banco Mundial, sufrió nueve años de crecimiento negativo a partir de 1989.

John Heathershaw, autor del libro "El post-conflicto" de Tayikistán, dice que aquellos años se caracterizaron por una guerra civil, una crisis humanitaria y una transición larga y dolorosa de una economía controlada a una de mercado. Sin embargo, las cifras deben manejarse con cautela, advierte el experto. "La guerra civil comenzó en mayo de 1992, pero, antes de ello, el país ya había caído en una crisis económica por la disolución de la Unión Soviética. De las quince antiguas repúblicas, fue la más afectada por su enorme dependencia de Moscú”.

Se estima que la independencia en 1991 redujo el PIB del país en un 50% en sólo una noche, pero los datos exactos antes y después de esa fecha son difíciles de encontrar.

Al menos la mitad de la economía se basa en el mercado negro. Además, Tayikistán es uno de los países más dependientes de las remesas de los migrantes.

Liberia, 17 años de crecimiento negativo

De 1980 a 1997, la nación africana de Liberia, la república más antigua del continente, sufrió enormes problemas económicos y 17 años de crecimiento negativo, según el Banco Mundial. Al igual que en Tayikistán, las cifras son estimaciones.

Un golpe militar en 1980 liderado por el sargento Samuel Doe, inició un período de inestabilidad y guerra civil.

Había razones internas y externas para el colapso económico, dice Ian Taylor, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Edimburgo y un experto en las economías africanas. "Internamente, la mala gestión financiera era muy preocupante. La élite ya era corrupta e irresponsable pero todo se aceleró después del golpe de Doe". "Los déficits surgidos durante los años 1970 se agravaron por el excesivo gasto militar de Doe para consolidar su poder", detalla Taylor.

Con el respaldo de los EE.UU., debido a su "anticomunismo", Doe desvió los impuestos directamente a su cuenta bancaria, señala el experto.

Otras recesiones prolongadas
Muchos economistas consideran una recesión como la "desviación persistente" del pleno empleo y el crecimiento, dice el profesor Ritschl.

Una economía avanzada típica debería crecer de 1,8 a 1,9% al año, por lo que el crecimiento de sólo el 1%, por ejemplo, durante un largo tiempo, debe ser considerada como una recesión.

Gran Bretaña en las décadas de 1920 y 1930 representa un claro ejemplo de este tipo de depresión, señala el experto. A partir de una contracción entre 1920 y 1921, el crecimiento y el empleo no retomaron niveles normales hasta la Segunda Guerra Mundial.

Suiza, por su parte, ha estado soportando un crecimiento muy lento desde la década de 1990, pero sus problemas han quedado enmascarados por el pleno empleo, dice el profesor.

"Los que deben preocuparse ahora son España e Italia porque el crecimiento de su productividad se ha estancado desde antes de 2000". "La crisis financiera global no ha salido de la nada. Es cierto que la crisis de valores respaldados por hipotecas estaba en Estados Unidos pero la razón de que la crisis haya golpeado con tanta fuerza a Europa fue su debilidad estructural", subraya Ritschi.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?