| 5/28/2012 3:00:00 PM

Las dificultades de Petrobras para seguir siendo estrella en la región

El gigante petrolero brasileño es citado muchas veces como modelo en países como Argentina y México pero sus desafíos domésticos crecen.

;
BBC

Es una de la mayores empresas de América Latina y varios dirigentes de la región la ponen como un ejemplo a seguir: la petrolera brasileña Petrobras está en boga, aunque sus desafíos domésticos crecen.

Parte de la admiración que Petrobras genera en otros países latinoamericanos se debe tanto a su tamaño como a las expectativas que hay sobre las enormes reservas de crudo halladas fuera de la costa de Brasil.

Se estima que esas reservas conocidas como pre-sal podrían convertir al país en uno de los cinco grandes productores de petróleo en el mundo hacia 2020 y a Petrobras tal vez en la mayor empresa del sector cotizada en bolsa.

Esa es una perspectiva halagüeña para una compañía latinoamericana, en la cual el Estado posee la mayoría del paquete accionario.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aludió a Petrobras como un ejemplo a imitar cuando anunció la estatización de la petrolera YPF de su país el mes pasado.

Y la candidata presidencial mexicana Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido de Acción Nacional (PAN), sostuvo que Petrobras es un "modelo muy inspirador" para Petróleos Mexicanos (Pemex).

"Ha sido un ejemplo muy importante de cómo una empresa deficitaria, (…) vulnerable y débil, se convirtió en una institución sólida", dijo días atrás.

Sin embargo, Petrobras también enfrenta retos que le han hecho disminuir sus ganancias y perder valor en sus acciones este año, mientras algunos analistas critican la injerencia política en sus decisiones.

"Un éxito"

Creada en 1953 como un monopolio estatal, Petrobras ha pasado a lo largo de su historia por períodos de crecimiento y de crisis, así como por momentos de transformaciones importantes.

Uno de ellos surgió con una ley de 1997 para acabar con su monopolio y atraer inversiones privadas al mercado de hidrocarburos de Brasil, donde Petrobras siguió siendo el principal actor y a la vez se internacionalizó.

"Eso transformó a Petrobras en un éxito", dijo Adriano Pires, director del Centro Brasileño de Infraestructura (CBIE), una consultora especializada en mercado de energía.

"Era un modelo para ser exportado", agregó en diálogo con BBC Mundo.

Aunque la empresa se mantuvo siempre bajo control del Estado brasileño, también salió al mercado con acciones que actualmente cotizan en las bolsas de Sao Paulo y Nueva York.

Hoy es una de las grandes petroleras del mundo, con proyectos en cinco continentes y presencia en 24 países.

Paradoja

Sin embargo, Pires cree que paradójicamente los grandes problemas y desafíos para Petrobras surgieron tras el descubrimiento de las reservas de crudo a más de 6.000 kilómetros de profundidad en el Atlántico.

"A partir de 2007, con el anuncio del pré-sal, el modelo no fue más exportable", sostuvo. "Petrobras pasó a ser una empresa que se volvió otra vez al mercado interno y el propio Estado brasileño pasó a ser más intervencionista".

Se calcula que esas reservas contienen al menos 50.000 millones de barriles de petróleo, pero para explotarlas es necesario atravesar gruesas capas de roca y sal.

Según las reglas establecidas por Brasil, Petrobras deberá participar con 30% o más en los consorcios que ganen las concesiones para explotar bloques de pre-sal.

En vista de las inversiones astronómicas que deberá efectuar, la empresa realizó en 2010 una venta de acciones por unos US$67.000 millones, considerada entonces la mayor ampliación de capital de la historia.

Cuestión de costos

De lograrse las metas de Petrobras, en 2020 pasaría a producir encima de seis millones de barriles de petróleo diarios, más del doble que actualmente.

Pero los retos logísticos son enormes y, por lo pronto, la empresa ha fallado en los objetivos de aumento de producción que se trazó el año pasado.

Las ganancias netas de Petrobras cayeron 16% en el primer trimestre de este año, de acuerdo a los resultados divulgados por la empresa basada en Río de Janeiro la semana pasada, para ubicarse en cerca de US$4.600 millones.

Los expertos creen que esto se debió en parte a una política del gobierno contra la inflación, que le impide a Petrobras aumentar el precio doméstico de los combustibles pese al alza del valor internacional del crudo.

Los costos de la empresa también han subido por el encarecimiento del dólar este año en Brasil.

"Liderazgo"

A la vez, el valor de las acciones de Petrobras disminuyó este año, al punto que Economática, una consultora en Sao Paulo, indicó a comienzos de mes que la petrolera colombiana Ecopetrol la había superado como la mayor de América Latina por valor de mercado.

Algunos analistas notaron que Petrobras pudo haber recuperado su liderazgo del mercado regional en los días siguientes, pero otros compararon que en la empresa la intervención gubernamental es mayor que en Ecopetrol.

Tony Volpon, un analista del banco de inversión Nomura Securities, indicó a BBC Mundo que "como cualquier empresa petrolera estatal, Petrobras alinea sus metas con las necesidades de desarrollo del país".

"Pero eso no es necesariamente destructivo del valor accionario", añadió. "En general, creo que Petrobras sigue siendo una compañía bien manejada, líder en su segmento y en la delantera al construir una cadena de producción y distribución en torno a los hallazgos de pre-sal".

Todo indica que el resultado de esa nueva experiencia será clave para saber en el futuro si la empresa brasileña seguirá siendo citada por gobernantes y políticos latinoamericanos como un modelo a imitar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?