| 1/21/2011 7:00:00 AM

Larry Page, nuevo director de Google

Google anunció por sorpresa una reorganización de su cúpula directiva, que sitúa a su cofundador Larry Page como nuevo consejero delegado en sustitución de Eric Schmidt, quien llevaba una década al frente del gigante tecnológico.

El anuncio del inicio de esta nueva etapa en la dirección de la compañía coincidió con la publicación de los resultados del último trimestre de 2010, que mostró un crecimiento del 29% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Schmidt explicó la reordenación en la compañía, que será efectiva a partir de abril, como un paso "hacia la simplificación" de la "estructura de gestión y la aceleración de la toma de decisiones".

En su cuenta de Twitter, y poco después de conocerse la noticia, el todavía consejero delegado indicó "que la supervisión diaria adulta ya no es necesaria".

La llegada de Schmidt a la dirección de la empresa fue descrita en su momento por los analistas como una "supervisión adulta" hacia los entonces jóvenes fundadores, Larry Page y Sergey Brin.

Page, por su parte, señaló en el comunicado que Schmidt había hecho "un trabajo sensacional al frente de Google durante la última década" y agregó que los "resultados hablan por sí mismos".

Schmidt pasará así a convertirse en presidente ejecutivo de la compañía y se encargará de las "relaciones externas" del gigante tecnológico.

Por su parte, Sergey Brin, cofundador de la compañía con Page, se dedicará a proyectos estratégicos y el desarrollo de "nuevos productos".

La noticia sorprendió a los analistas que consideraban a Schmidt como el supervisor y gestor experimentado de las propuestas de Page y Brin.

De acuerdo con los resultados presentados hoy, en el último trimestre de 2010 Google registró un beneficio neto de 2.540 millones de dólares, o 7,81 dólares por acción, y unos ingresos de 8.440 millones de dólares, un 26% más que en el último trimestre de 2009, por encima de los pronosticado por los expertos.

Durante la conferencia telefónica en la que se comentaban estos resultados, Google señaló que ve el futuro de internet en la convergencia de lo "local" y el "comercio", en palabras del director financiero, Patrick Pichette.

Según Pichette, lo que ha cambiado "en el pasado año es que ha sido más fácil encontrar dónde están los usuarios" y para los "comerciantes identificarse ante los usuarios", en referencia a los teléfonos inteligentes que, a su juicio, serán utilizados para realizar los pagos en el futuro.

El buscador de buscadores, creador del sistema operativo Android para dispositivos móviles, controla el 65% de las búsquedas que se hacen en la red en Estados Unidos, según la firma ComScore.

Aunque mantiene el dominio de las búsquedas y los anuncios en la red, una de las cuentas pendientes de Google es aumentar su participación en las redes sociales, donde la ascensión de Facebook ha supuesto el surgimiento de un enorme competidor, de acuerdo con los analistas.

También los resultados de los clics pagados, que incluyen los clics sobre anuncios tanto en las páginas de Google como en las páginas de sus socios, aumentaron a final de año aproximadamente un 18% respecto al último trimestre de 2009 y un 11% en comparación con el tercer trimestre de 2010, añadió el buscador.

"Nuestros buenos resultados han sido motivados por un rápido crecimiento en la economía digital, las continuas innovaciones de producto que benefician tanto a los usuarios como a los anunciantes y por el extraordinario momento de los negocios novedosos, como los dispositivos móviles", afirmó Schmidt.

En el marco de su proceso de crecimiento, Google expresó su intención de ampliar su negocio a nivel mundial, y dio como ejemplo la incorporación de más de 2.000 trabajadores en el pasado año hasta alcanzar los 24.400 empleados, un 4,6% más que en 2009.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?