| 3/12/2016 12:05:00 AM

Europa emprende un ambicioso proyecto para llegar a Marte

Todo está listo en el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán para el lanzamiento el próximo lunes de la primera misión de Exomars, un programa espacial con el que Europa quiere demostrar está capacitada para aterrizar en Marte.

;
EFE

Establecer si alguna vez existió vida en el planeta rojo es una las principales incógnitas científicas, según la Agencia Espacial Europa (ESA), que ha desarrollado Exomars para ahondar en esa cuestión y allanar el terreno para futuras misiones.

Exomars incluye dos misiones: la primera consiste en un satélite para el estudio de gases traza (llamado TGO) y un módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje (denominado Schiaparelli), mientras que la segunda integra un vehículo de exploración (2018).

En la sede de la ESA en Villanueva de la Cañada (centro de España) se presentó hoy la primera de las misiones, que será lanzada desde Baikonour el 14 de marzo a las 09:31 horas GMT.

Lea también: Medellín tiene futuro en los negocios del espacio

Los objetivos principales de esta misión son buscar indicios de metano y otros gases traza en la atmósfera que pudieran dar a entender la existencia de procesos biológicos o geológicos activos, y poner a prueba las tecnologías clave, a modo de preparación para la contribución de la ESA en futuras misiones al planeta rojo.

El satélite TGO y el módulo Schiaparelli viajarán juntos -serán lanzados en un cohete Protón- hacia Marte.

La fase de crucero está previsto que sea de siete meses, por lo que llegarán a Marte en octubre: tres días después de alcanzar la atmósfera del planeta rojo, Schiaparelli será expulsado del satélite.

En ese momento, el módulo se desplazará hacia la superficie marciana, entrando en la atmósfera de Marte a 21.000 kilómetros por hora y desacelerando con la ayuda del aerofrenado y un paracaídas.

Su objetivo es completar con éxito la entrada, descenso y aterrizaje, uno de los principales retos para explorar Marte.

No obstante, según Silvia Bayón, ingeniera de sistemas de Exomars, durante unos días el módulo sobrevivirá y podrá mandar datos científicos usando la capacidad de energía sobrante de sus baterías (los enviará a Tierra a través de satélites de la NASA).

El satélite TGO empezará su misión científica en 2017 y tendrá una vida útil inicial de cinco años (se establecerá en una órbita circular a unos 400 kilómetros de altitud).

El objetivo es tratar de comprender mejor el origen del metano -hará las mediciones más precisas hasta ahora- y de otros gases presentes en la atmósfera marciana en pequeñas concentraciones pero que podrían revelar actividad de procesos biológicos o geológicos.

Para el astronauta de la ESA Pedro Duque se trata de un proyecto muy importante que atrae la atención de todos los astronautas u que demostrará que Europa es un socio válido para próximas misiones de exploración a Marte, y sobre para cuándo haya vuelos tripulados, indicó por videoconferencia.

"Exomars -con una inversión de 1.300 millones de euros (1.433 millones de dólares)- demostrará que los europeos somos capaces de aterrizar en Marte, llevar cargas y hacer análisis", resumió el director de ciencia de la ESA, Álvaro Giménez, quien calificó la primera misión auténticamente europea a Marte como "única y maravillosa". 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?