| 9/19/2008 12:00:00 AM

La semana que cambió a Wall Street

Sufrió una transformación durante la última semana y el Gobierno estadounidense hizo una intervención sin precedentes para rescatar los mercados financieros.

A continuación una cronología de los hechos claves en los que fueron, probablemente, los siete días más turbulentos en la historia financiera de Estados Unidos desde la Gran Depresión.

Viernes, 12 de septiembre:

-- Timothy Geithner, presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, convoca a una reunión de emergencia con funcionarios del Departamento del Tesoro y altos ejecutivos de los principales bancos de Wall Street, incluidos Citigroup, JP Morgan & Chase, Merrill Lynch, en un intento por rescatar al atribulado banco de inversión Lehman Brothers . El Gobierno se resistió a dar apoyo financiero para un acuerdo.

Sábado, 13 de septiembre:

-- Las discusiones continuaron en el edificio de la Fed en Manhattan y el banco británico Barclays plc emergió como principal interesado en comprar Lehman, pese a que otros de los principales bancos se bajaron de la carrera.

-- A unas pocas cuadras, la debilitada aseguradora American International Group, que aseguró miles de millones de dólares de deudas colateralizadas, inicia conversaciones con la Superintendencia de Seguros de Nueva York para buscar una forma de sobrevivir.

Domingo, 14 de septiembre:

-- Lehman no halla comprador, pero el Bank of America logra un acuerdo para adquirir Merrill Lynch, que se ve obligado a pactar ante temores de que también pueda quebrar por la pérdida de confianza de inversionistas. La inquietud se centra en la deuda tóxica que se mantiene en el balance de Merrill y la dificultad para recaudar nuevo capital.

-- Un grupo de 10 bancos mundiales y firmas de valores, incluidos JP Morgan Chase y Goldman Sachs anuncian un programa de préstamos por 70.000 millones de dólares para aliviar la escasez de crédito.

Lunes, 15 de septiembre:

-- Apenas pasada la medianoche, Lehman, de 158 años de existencia, presenta una solicitud de protección por bancarrota bajo el Capítulo 11.

-- El promedio industrial Dow Jones cae más de 500 puntos en su mayor baja desde el 17 de septiembre del 2001, el primer día de operaciones luego de los ataques del 11 de septiembre. En tanto, el FTSE 100, se desplomó a su nivel más bajo desde junio del 2005.

Martes, 16 de septiembre:

-- El Gobierno federal toma control de la aseguradora AIG, a través de un préstamo a dos años de 85.000 millones de dólares a cambio de una participación del 79,9 por ciento. El estado de Nueva York liderará un grupo de trabajo para supervisar la venta de activos de AIG mientras cancele dicho préstamo.

-- Barclays acuerda el pago de 1.750 millones de dólares por algunos de los principales activos de Lehman, incluido su rascacielos de Manhattan y sus negocios de banca de inversión y de mercados de capitales en Norteamérica.

Miércoles, 17 de septiembre:

-- Las bolsas estadounidenses se desploman, con una caída del promedio industrial Dow Jones de cerca de un 4 por ciento. Las acciones de los dos mayores bancos de inversión Goldman Sachs y Morgan Stanley caen un 14 por ciento y un 24 por ciento, respectivamente. El presidente ejecutivo de Morgan Stanley, John Mack, culpa a los vendedores de cortos de sus penurias accionarias.

Jueves, 18 de septiembre:

-- La Autoridad de los Servicios Financieros del Reino Unido prohibe la venta corta de varios títulos financieros por cuatro meses.

-- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, presenta un plan en el Congreso que podría formar una entidad similar a la Resolution Trust Corporation (RTC), creada en 1989 para absorber las deudas incobrables en el sector de ahorro y préstamo. El fondo adquiriría cientos de millones de dólares en deudas hipotecarias tóxicas.

La decisión ayuda a la bolsa estadounidense a subir un 3,9 por ciento, recuperándose de mínimos de tres años.

Viernes, 19 de septiembre:

-- La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) emite una orden de emergencia para la prohibición temporal de ventas cortas en acciones de cerca de 799 instituciones financieras, para tranquilizar a los mercados. La medida estará vigente hasta el 2 de octubre, pero puede ser prorrogada otros 10 días.

El FTSE sube un 8,8 por ciento, su mayor alza histórica.

-- Los reguladores de los mercados en Francia, Portugal, Irlanda y Alemania adoptan pasos similares para prohibir las ventas cortas.

En una venta corta, un operador pide prestadas acciones por expectativas de que baje su precio, luego las vende y más tarde vuelve a comprar los títulos más baratos para cubrir el préstamo, lo que le reporta una ganancia. En cambio, si las acciones suben, pierde dinero.

Algunos expertos han culpado a este tipo de operaciones especulativas de la crisis en los mercados.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?