| 9/12/2015 5:00:00 AM

La Reina Isabel II no es tan rica como se cree

La Reina Isabel II es actualmente la soberana que más tiempo ha reinado en la historia británica actual, y aunque su país haya perdido, quizá, influencia en el mundo, ha gobernado en un período de creación de riqueza sin precedente.

Además del ocaso de un imperio y de altibajos económicos, su tiempo como jefa de Estado se ha distinguido por el avance de los súper-ricos. La aparición de financistas, emprendedores y jeques petroleros multimillonarios ha dejado, transcurridos apenas más de seis decenios, relativamente pobre a la mujer que heredó uno de los tronos más ricos en el mundo en 1952, aunque con palacios, establos y una valiosa colección de sellos.

A los 89 años, su fortuna personal aproximada, heredada en gran medida de su familia, alcanza unos US$425 millones, según un análisis del Bloomberg Billionaires Index. Es apenas 3% de la riqueza del británico más rico, Gerald Grosvenor, duque de Westminster. La mujer más rica de Europa, Liliane Bettencourt, tiene una fortuna de US$32.000 millones.

“La Reina es una administradora de la monarquía”,
dijo Sally Bedell Smith, autora de “Elizabeth the Queen”, una biografía de 2012. “No es tan rica como todos creen”.

Cálculos

La monarquía continúa siendo una de las instituciones más valiosas de Gran Bretaña, con un valor de 57.000 millones de libras (US$87.000 millones) para el Reino Unido, según un informe realizado por la firma consultora en estrategia y valorización de marca, Brand Finance. Esta cifra incluye el aporte a la economía a través del turismo y aspectos como el efecto de los bebés reales en las marcas de moda.

Sin embargo, sus 20.000 millones de libras en activos tangibles, incluido el Palacio de Buckingham, las Joyas de la Corona y la Colección Real de Arte, están mantenidos en un fideicomiso para las generaciones futuras y no son propiedad privada de la reina.

Los detalles personales precisos de su fortuna son tan cuidadosamente guardados como las Joyas de la Corona, pero el Bloomberg Billionaires Index calcula que tiene inversiones por US$75 millones, US$160 millones en activos heredados de su madre, propiedades personales por US$110 millones, una colección de sellos por valor de US$75 millones y la Real Caballeriza tasada en US$10 millones. El Palacio se negó a hacer declaraciones sobre el patrimonio neto de la reina.

El valor de sus tenencias de inversiones se extrae de un comunicado de John Colville en The Times de Londres en 1971, director de Coutts Co., el banco de la reina, que estimó su fortuna en 2 millones de libras. Su valor apreciado se calcula a partir de una asignación de inversiones en acciones, bonos, materias primas y dinero en efectivo que ha promediado un 5% anual en los últimos 25 años. Esto coincide con las rentas a las que apuntan normalmente inversores con riqueza similar.

“En base a mi experiencia, la cartera de una familia conservadora debería alcanzar en principio entre un 5% y un 7,5% de renta anual en estos tiempos”, dijo Richard Wilson, máximo responsable ejecutivo de Miami Family Office, una oficina de una sola familia con activos por US$500 millones.

La reina heredó la sucesión de su madre por 70 millones de libras en 2002, según un informe de BBC News en ese momento. El valor informado ha sido ajustado conforme la tasa de inflación del Reino Unido para justificar cualquier aumento en el valor de los activos.

Colección de sellos

También es dueña de las propiedades Balmoral y Sandringham, que están valuadas en base a conversaciones con Charles McDowell, con sede en Londres, fundador de la agencia de bienes raíces exclusivos, Charles McDowell.

La colección de sellos de su padre, Jorge VI, está valuada en base a la venta de la colección de sellos de John du Pont en junio de 2014 y en conversaciones con Keith Heddle, director ejecutivo de Stanley Gibbons Investments con sede en Londres.

Su establo, que tiene unos 25 caballos en entrenamiento cada temporada, según el sitio Web oficial de la Monarquía Británica, está valuado en base a datos de ventas del subastador de caballos Tattersalls y en discusiones con la analista de caballos de pura sangre, Nancy Sexton. La inversión de la caballeriza en el padrillo residente en Sandringham está valuada en base a la orientación del analista de pura sangre, Bill Oppenheim.

Su Majestad podría tener un patrimonio mayor. Otros activos, como una bandada de palomas de carrera, joyas y toda una vida de regalos de visitantes y admiradores podrían incrementar su fortuna. Además, la procedencia de sus propiedades podría hacer subir mucho más su valor de mercado. Aun así, a lo largo de su reinado, la reina ha ido bajando en forma constante los escalafones de las personas más ricas.

Superó a Victoria

Hoy 9 de septiembre, Elizabeth Alexandra Mary cumple 63 años y 216 días de reinado. Superó a su bisabuela, la Reina Victoria, quien afianzó la posición de Gran Bretaña como superpotencia con un imperio que se extendió casi sobre la cuarta parte de la superficie de la tierra.

Esa situación decayó después de las dos guerras mundiales antes de que la economía británica pasara de ser una industria estatal al capitalismo de libre mercado de los años 1980 y 1990.

Lo que siguió fue una era histórica de generación de riqueza, con multimillonarios que salieron adelante por sí mismos creando fortunas de más de US$3 billones desde 1995, según un informe del mes de mayo de UBS Group AG y PwC. La reina fue así superada por multimillonarios británicos como el fundador de Virgin Group, Richard Branson, y el comerciante minorista Philip Green.

Los precios de las propiedades también aumentaron vertiginosamente, sobre todo en Londres y en el sureste de Inglaterra en tanto los salarios y las bonificaciones dieron un salto en el distrito financiero de la City. El número de millonarios en el Reino Unido, al menos en los papeles, creció 41% hasta 715.000 sólo en los últimos cinco años, según un informe de Barclays Plc.

El Crown Estate, que es dueño de propiedades en Londres y el fondo del mar del Reino Unido además de bosques, parques eólicos y Windsor Estate, declaró activos netos por más de 11.000 millones de libras en su informe financiero anual más reciente. Bloomberg no incluyó la participación de 15% de la reina en ganancias de esta propiedad en razón de que el dinero se utiliza para el mantenimiento del palacio, el pago a los empleados y otros costos de la familia real.

(Bloomberg)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?