| 4/10/2015 6:30:00 AM

Venezuela, ¿crisis por sécula seculorum?

Las cábalas sobre el desempeño económico de Venezuela son cada vez más pesimistas. Expertos como The Economist Intelligence Unit piensan que por la estanflación, estancamiento con inflación, la economía no podrá encontrar estabilidad antes del 2017.

El país vecino tendrá el peor registro acumulado de país alguno de la región desde 2009. Para 2015 se espera que el PIB podría caer un 7,5% y la inflación sobrepasar el 120% según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF). Las posibilidades de que Venezuela llegue a incumplir con sus obligaciones son reales y crecen cada día.

En Venezuela la crisis es más profunda y las medidas tomadas por el gobierno son insuficientes reseña el informe de IIF. El gobierno se ha dedicado a buscar más financiación internacional y ha puesto en marcha un sistema cambiario de tres niveles, mientras que acumula deudas con proveedores locales y extranjeros.

Las medidas cambiarias tienen una devaluación implícita superior al 70% del bolívar frente al dólar, lo cual ayuda a aumentar los ingresos fiscales en moneda local, pero no servirán para enfrentar las distorsiones y desequilibrios subyacentes de la economía.

La disminución de los precios del crudo, sumada a la dependencia de las importaciones y el incremento en los pagos de la deuda externa, hacen que el desafío por cumplir con las obligaciones aumente desproporcionadamente para Venezuela, elevando sus posibilidades de entrar en default.

La escasez de productos ha llevado rápidamente la inflación a niveles del 70%. Reseña el informe que debido a los débiles precios del crudo, la cuenta corriente de la nación se verá afectada pasando de un superávit del 6,6% del PIB en la última década a un déficit del 6% del PIB durante 2015. Un deterioro acumulado de casi 12% del PIB.

El déficit del sector público consolidado ha seguido ampliándose, alcanzando alrededor del 19% de PIB en 2014. Lo peor es que dicho déficit en parte esta siendo financiado con préstamos del Banco Central a la petrolera estatal Pdvsa y dichos pasivos con el Banco Central alcanzan ya a ser del 18% de la economía del país vecino.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?