| 8/11/2015 5:00:00 AM

La nueva realidad del mercado de “smartphones” en China

Analistas estiman que las ventas de teléfonos inteligentes se redujeron un 2% en China en el primer trimestre del año, con respecto a 2014. Esta cifra revela una nueva realidad en el mercado más grande del mundo de teléfonos inteligentes.

El analista de la Corporación Internacional de Datos (CID), Ryan Reith, asegura que las ventas de teléfonos inteligentes en el país asiático disminuyeron año tras año en el primer trimestre de 2015, “lo que demuestra que el mercado más grande en el mundo ha alcanzado un nivel de madurez en donde el rápido crecimiento será más difícil de lograr".

Panorama del mercado

Ante esta nueva perspectiva, Apple fue el fabricante de teléfonos inteligentes que más teléfonos vendió en China en el primer trimestre del año, mientras que Xiaomi cayó de la primera a la segunda posición dada la fuerte competencia de otros proveedores; por su parte  Huawei mantuvo la tercera posición.

Para el segundo trimestre del año la marca Huawei se posicionó como la número uno en China, con una participación en el mercado de aproximadamente 16%, seguido por Xiaomi con un 15%, mientras que Apple se posicionó tercera con el 11% a pesar de haber sido el líder a principios del año.

A su vez, la marca Lenovo, por primera vez desde el 2012, salió de las 5 primeras marcas con una participación en el mercado del 5,3%. Sin embargo, llegó a los primeros cuatro puestos en India con aproximadamente el 8% de la participación.

Fuente: Corporación Internacional de Datos (IDC)

Otras marcas reconocidas mundialmente como Samsung y Lenovo, que habían liderado el mercado al menos una vez el año pasado, perdieron  cuotas de mercado con respecto al primer trimestre del año.

A pesar de que Samsung en el primer trimestre de 2014 fue líder en el mercado con aproximadamente el 20% de cuota, para el primer trimestre tuvo una participación en el mercado solamente del 9,7%.

La estrategia frente a la volatilidad

Como se evidencia, los posicionamientos de marcas han cambiado rápidamente en un lapso relativamente corto, poniendo de relieve la volatilidad de las preferencias de las marcas de los consumidores en China, de acuerdo con el análisis realizado por la Corporación Internacional de Datos (IDC).

Frente a esta situación, la directora general de IDC China, Kitty Fok,  asegura que "los teléfonos inteligentes se están saturando en China", además sostiene que "aunque se piensa que China es un mercado emergente, la realidad es que la gran mayoría de los teléfonos que se venden en China hoy en día son los teléfonos inteligentes, similares a otros mercados maduros, como Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Japón”.

Por lo tanto, al igual que en los mercados mencionados anteriormente la estrategia para consolidar ventas radica en “convencer a los usuarios existentes para que se actualicen con los nuevos smartphones de la misma marca. Esta será la clave para un mayor crecimiento en el mercado de China".

¿Qué se espera del mercado?

Por otra parte, los analistas esperan que dada la desaceleración en el mercado,  surjan cambios en las tendencias de los fabricantes de teléfonos inteligentes que involucran estrategias de multimarca, con sub-marcas de menor costo para socavar los usuarios de competidores.

A su vez, se espera mayor nivel de competencia en precios, pues cada vez más vendedores como Huawei, Lenovo, e incluso Xiaomi están tratando de penetrar el segmento de alta gama en el mercado en China, lo que representaría más competencia para este segmento.

Además de esto, los productores de teléfonos inteligentes posiblemente se enfocarán en aumentar su presencia en India y en países del sureste asiático en lo que resta de este año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?