Revista Dinero

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange y Rafael Correa

| 8/17/2012 8:00:00 AM

La intrincada batalla legal por Julian Assange

El canciller británico, William Hague, fue claro al asegurar que Reino Unido no le otorgará un salvoconducto a Julian Assange. Y también hizo hincapié en que su país no reconoce la figura del asilo diplomático, que Ecuador le otorgó al fundador de WikiLeaks.

Sin embargo, el abogado de Assange, el ex juez español Baltasar Garzón, aseguró: "Lo que tiene que hacer Reino Unido es aplicar las obligaciones diplomáticas de la Convención del Refugiado y dejarle marchar dándole un salvoconducto. De lo contrario, acudiremos a la Corte Internacional de Justicia".

"Víctima de persecución"

Assange, quien lleva dos meses en la embajada ecuatoriana en Londres, quiere evitar su extradición a Suecia, donde es sospechoso de haber cometido un delito de acoso sexual y otro de violación, en encuentros con mujeres que él asegura que fueron consentidos.

Para Garzón, Reino Unido debe cumplir la Convención del Refugiado y respetar "el riesgo que corre una persona víctima de una persecución política", le aseguró el abogado al diario español El País.

Assange, Ecuador y su defensa sostienen que en realidad es Estados Unidos quien quiere juzgar al fundador de WikiLeaks por haber filtrado miles de documentos secretos.

Garzón habla de la Convención del Refugiado pero, ¿es o podría ser Assange un refugiado? "Es bien sabido que, incluso para aquellos países que reconocen el asilo diplomático, esta figura no debería ser utilizada con el propósito de escapar de los procesos regulares de los tribunales. Y en este caso, eso es lo que claramente está sucediendo".

William Hague, canciller británico

La Convención de Naciones Unidas sobre el Estatuto de Refugiado define a un refugiado como "una persona que, debido a un miedo fundado de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, membresía de un grupo social o de opinión política en particular, se encuentra fuera de su país de nacimiento y es incapaz, o, debido a tal miedo, no está dispuesto a servirse de la protección de aquel país".

Ese mismo texto aclara que el estatus de refugiado "no será aplicable a una persona respecto de la cual existan serias razones para considerar que ha cometido un crimen no político grave fuera de su país de refugio".

Las acusaciones contra Assange por supuestos delitos sexuales harían inaplicable el estatuto de refugiado. "Es bien sabido que, incluso para aquellos países que reconocen el asilo diplomático, esta figura no debería ser utilizada con el propósito de escapar de los procesos regulares de los tribunales. Y en este caso, eso es lo que claramente está sucediendo", dijo el canciller Hague.

"Asilo diplomático"

Pero se suma otro problema para la defensa del ex hacker y periodista australiano: Ecuador le otorgó el llamado "asilo diplomático", que es el asilo político que se da cuando el asilado se encuentra, por ejemplo, en una embajada.

El problema para Assange es que el llamado asilo político, y diplomático, sólo está reconocido en el Sistema Interamericano, por la Convención de Caracas sobre Asilo Territorial de 1954.

Es decir, se aplica para los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que hayan firmado ese instrumento jurídico.

"Reino Unido –dijo Hague– no acepta el principio de asilo diplomático. Eso está lejos de ser un concepto universalmente aceptado: el Reino Unido no forma parte de ningún instrumento legal que nos obligue a reconocer la concesión de asilo diplomático por una embajada extranjera en este país".

El gobierno de Ecuador, en su argumentación de los motivos por los cuales le otorgó el asilo a Assange, aseguró que "el derecho de asilo es un derecho humano fundamental, por tanto, pertenece al ius cogens, es decir, al sistema de normas imperativas de derecho reconocidas por la comunidad internacional en su conjunto, que no admiten acuerdo en contrario".

El salvoconducto

Ecuador exige que el gobierno británico le otorgue a Assange un salvoconducto, un documento para que el fundador de WikiLeaks pueda transitar sin riesgo y salir del país. Pero el canciller Hague dijo que no existe ninguna base legal para otorgarlo.

Asilo y refugio

·    El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), explica en su sitio web, que los términos "solicitante de asilo y refugiado a menudo son confundidos: solicitante de asilo es quien solicita el reconocimiento de la condición de refugiado y cuya solicitud todavía no ha sido evaluada en forma definitiva".

·    "Los sistemas nacionales de asilo existen para determinar si las personas que solicitan asilo merecen protección internacional. A través de procedimientos apropiados, se determina si los solicitantes de asilo califican para el estatuto de refugiado o alguna otra forma de protección internacional. Los que no califiquen pueden ser devueltos a los respectivos países de origen", agrega la agencia de la ONU.

Dárselo implicaría ir en contra de la orden de detención de Suecia y de un fallo de la Corte Suprema británica que declaró válida esa orden. Reino Unido no sólo debe cumplir con Suecia y extraditar a Assange, sino que el australiano –al permanecer en la embajada ecuatoriana– violó los términos de su fianza.

Aunque Garzón dijo que recurrirá a la Corte Internacional de Justicia, aún no está claro cómo se resolvería el asunto del salvoconducto.

En declaraciones a BBC Mundo, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró: "Esperamos que las conversaciones con el Reino Unido permitan superar esto, y que ellos den el salvoconducto. Ellos deberían darlo, respetando la decisión soberana de Ecuador; y en el caso de que así no sea, nosotros buscaremos los caminos jurídicos internacionales para demandar la concesión del salvoconducto".

El propio canciller británico reconoció el jueves que esta situación podría llevar un tiempo "considerable" para resolverse. Y algunos expertos legales sugieren que lo mejor que puede hacer Reino Unido es ser paciente.

"La mejor carta que tiene el gobierno es la presión del tiempo", le dijo al diario británico Financial Times Carl Gardner, quien fue abogado del gobierno. "Lo pueden esperar afuera –agregó–, mantener a la policía lista todo el tiempo que sea necesario para arrestarlo y, seguramente, alguien –Assange o los ecuatorianos– se va cansar de todo esto".

"Lo que ha quedado claro esta semana –afirma Bridget Kendall, corresponsal diplomática de la BBC– es que no hay mucho margen para un acuerdo. Aunque el gobierno de Reino Unido dice que quiere continuar las conversaciones, dice que no va a garantizar el salvoconducto para que Assange salga fuera del país y no hará concesiones para poner en riesgo su obligación de extraditarlo a Suecia".                                                               
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×