| 5/25/2016 12:01:00 AM

El inmenso valor de los migrantes para EE.UU que Donald Trump ignora

La retórica del candidato republicano Donald Trump frente al tema de la migración, ha desatado el debate con respecto a la contribución histórica de esa población al desarrollo económico y social de Estados Unidos.

Además de los musulmanes, a quienes ha amenazado con cerrarles las puertas del país por completo por supuestas razones de seguridad, el magnate neoyorkino tiene en la mira a los hispanos.

De hecho, una de las propuestas más polémicas del aspirante a la presidencia estadounidense es construir un muro en la frontera con México y hacérselo pagar a esa nación pues “no está enviando a la mejor gente”.

Otro de sus cuestionados planes políticos en caso de llegar a la Casa Blanca es eliminar el derecho constitucional de otorgar la ciudadanía a aquellas personas que nacen en territorio estadounidense.

Lea también: Donald Trump, un camaleón en materia económica

Con la premisa de “devolverle la grandeza a Estados Unidos” (Make America Great Again), el empresario de 69 años ha tomado fuerza en sus aspiraciones de llegar a la presidencia a pesar de que hasta hace unos meses resultara improbable dicha intención.

Sin embargo, uno de los grandes interrogantes de la contienda electoral será la decisión que van a tomar los más de 55 millones de hispanos que viven en ese país, que en conjunto representan el 17% del total de la población (25,4 millones están registrados para votar).

Y en especial lo que pasará con la votación en los estados de Nuevo México (47% de la población es hispana) California, (38,63%), Texas (38,61%) y Florida (27,06%), según cifras de la organización Pew Research Center.

Esta población no solo es determinante en las urnas, sino también en la economía de esa nación, ya que en el 2013 los ingresos de los hogares hispanos contribuyeron con más de US$86.000 millones en ingresos fiscales a nivel nacional.

Adicionalmente, en ese período aportaron más de US$98.000 millones a la seguridad social y unos US$23.000 millones al programa de salud Medicare, que cobija a las personas mayores de 65 años y aquellos que tienen graves patologías.

También vale destacar que en esa fecha se calculó que los ingresos de los hogares hispanos fueron de US$605.000 millones (después de impuestos), lo cual revela la influencia de esa población.  

Y es que la crítica visión que tiene Donald Trump sobre la migración contrasta con la importancia de esa población en las finanzas de Estados Unidos, una nación que se ha edificado con el esfuerzo de los trabajadores de todas las latitudes del mundo.

En California, por ejemplo, el 37% de las empresas fueron fundadas por ciudadanos extranjeros. Estos negocios, de acuerdo a un estudio de la Alianza para una Nueva Economía Estadounidense, alcanzan ingresos cercanos a los US$34.000 millones anuales.

Cabe resaltar que varias de las compañías más exitosas con sede en ese estado fueron fundadas por migrantes o por los hijos de ellos, entre ellas, destaca el caso de eBay, Yahoo!, Qualcomm, Mattel, The Walt Disney Company y Oracle.

Una situación parecida se vive en el estado de Texas, en donde los extranjeros participan con el 24,9% de los negocios, que a su vez reportan ingresos anuales de US$10.000 millones.

Fluor Corporation, AT&T, RadioShack y Marathon Oil, son cuatro de las empresas más exitosas de esa zona del país y también fueron fundadas por migrantes o hijos de alguno. En conjunto, dichas firmas emplean a unas 337.000 personas y registran US$170.000 millones en ingresos al año.

Uno de los datos más interesantes que arroja el informe de la Alianza para una Nueva Economía Estadounidense es que el 73,8% de las patentes concedidas a la Universidad de Texas en el 2011 involucraban a un inventor nacido en el extranjero.

Adicionalmente, un reciente estudio de la Fundación Nacional para la Política Americana señala que más de la mitad de las empresas jóvenes valoradas en US$1.000 millones o más incluyen un ciudadano extranjero.

Estas empresas, de acuerdo al informe, en conjunto suman US$168.000 en valorización y cada una genera aproximadamente 760 puestos de trabajo en Estados Unidos.

La docente del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional, Diana Rojas, considera poco probable que Donald Trump pueda poner en marcha varias de sus controvertidas políticas en caso de que llegue a la presidencia.

Rojas aseguró en una entrevista concedida a Dinero que seguramente su partido político lo obligará a “moderarse y bajarle el tono” en temas trascendentales como la migración y las relaciones comerciales con socios estratégicos como China.

La experta explicó que, a diferencia de otros países, en Estados Unidos el poder se concentra en el Congreso y por ende varias reformas de Barack Obama han sido bloqueadas durante su mandato.

“Se está redimensionando su poder”, de sus palabras a los hechos “hay mucha distancia”, precisó Diana Rojas, quien además considera que la mano de obra de América Latina seguirá siendo fundamental para ese país en los próximos años y por ello se requiere una reforma migratoria más integral para que las personas puedan legalizar su situación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?