| 9/20/2012 3:00:00 PM

La empresa española inmune a la crisis

La multinacional española Inditex, propietaria de Zara y una de las empresas de mayor facturación del país, publicó este miércoles datos récord sobre crecimiento, impulsado por su éxito en Asia.

Mientras el país sufre la mayor crisis económica de las últimas décadas, el desempleo aumenta hasta cifras nunca vistas y los gastos de la gente disminuyen, hay una empresa española que no está notando en sus cuentas los efectos de las horas bajas que atraviesa España.

Contenido relacionadoEl drama de las regiones españolasLa cerveza como motor de crecimiento económico en Asia¿Por qué a las marcas chinas no las conoce nadie?La mayor empresa de venta y distribución de textiles en el mundo, la española Inditex, reportó unas ganancias netas de US$1.230 millones durante los seis primeros meses del año, lo que supone un incremento del 32% con respecto al mismo periodo del año anterior, según el informe presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España este miércoles.

Inditex crece a un ritmo que supera todas las expectativas, aunque sus mercados más suculentos están bien lejos de Europa.

El atractivo de AsiaLas ventas de la firma subieron un 17% hasta situarse en los US$9.300 millones, aunque sus ingresos cada vez provienen más de fuera de España.

Inditex parece seguir la tendencia contraria de los últimos años, en los que empresas europeas instalaban sus centros de producción en Asia pero obtenían la mayor parte de sus ganancias en el mercado Europeo.

Inditex, la mayor empresa de distribución y venta de textiles en el mundo, está presente en 85 países.
El asiático fue el mercado que más creció en los resultados de la compañía y los beneficios procedentes de esta parte del mundo se acercan ya a los que la firma tiene en España.

Según los datos publicados hoy el 22% de las ventas del grupo procedieron de España, que sin embargo aportó cuatro puntos menos que el año pasado. Asia por el contrario ganó tres puntos y pasó a representar el 20% de las ventas totales del grupo.

Sin contar España, las ventas en Europa pasaron del 45% al 44%. Las marcas que más vendieron del grupo fueron Zara y Bershka.

Un mercado global

El grupo fundado por el español Amancio Ortega, el tercer hombre más rico del mundo según Bloomberg, es el propietario además de Massimo Dutti, Pull and Bear y Oysho.

Inditex abrió 166 nuevas tiendas en los seis primeros meses del año y suma ya 5.693 establecimientos en 85 países.

Según sus dirigentes el grupo sigue viendo posibilidades globales de crecimiento en todos los mercados donde tiene actividad.

Además la firma señaló que creó 9.267 puestos de trabajo con respecto al año anterior, con lo que su plantilla llega ya a las 112.468 personas.

Inversión en España

Las tiendas de inditex pueden verse en los centros de las principales ciudades europeas, como este de Madrid.
A pesar de que el grueso de sus ganancias procede cada vez más del extranjero Inditex sigue apostando fuertemente por la inversión en España.

Según el diario Público la compañía dedicó más de US$580 millones a actividades comerciales y logísticas y llevó a cabo una serie de proyectos dirigidos a aumentar su presencia en el país.

El primero de ellos es la ampliación de la sede central de la firma en Arteixo, cerca de La Coruña, pequeño pueblo de Galicia de donde procede Amancio Ortega.

La segunda es la construcción de un nuevo centro logístico de Massimo Dutti en Tordera, Barcelona, y el tercero es la adquisición de un centro logístico internacional en Guadalajara.

Recientemente el grupo comenzó su presencia online en Asia con el lanzamiento de Zara Online en China el 5 de septiembre.

Según los expertos la cada vez mayor presencia de Inditex en los mercados en desarrollo y la rápida expansión en internet son una de las claves de su éxito.

BBC MUNDO

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?