| 6/11/2015 11:00:00 AM

Grecia y el agujero negro de la deuda

El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis, ve pocas esperanzas de que los contribuyentes alemanes puedan recuperar los miles de millones de ayudas a Grecia. El dinero está perdido, opina experto.

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, no cree, según sus propias palabras, que los contribuyentes alemanes vuelvan a ver el dinero de las ayudas a Grecia. “Los alemanes ya dieron demasiado dinero”, dijo Varufakis al periódico alemán Tagesspiegel. “Pero está perdido. Desapareció en un agujero negro”. La cuestión es cuánto dinero se fue por ese agujero negro, y lo que le costará al contribuyente alemán.

.Por su parte, los bancos alemanes casi redujeron por completo su ayuda a Grecia. Si bien ya arriesgaron en total alrededor de 23.500 millones de euros, según datos de septiembre de 2014, de esa suma solo cerca de 4.600 millones recaen en los bancos, y 3.600 millones en empresas y personas privadas. La mayor parte, unos 15.200 millones de euros, son deudas públicas del KfW, el banco alemán gubernamental de desarrollo. El Deutsche Bank participó, según informó, con cerca de 300 millones de euros. El Commerzbank con alrededor de 400 millones. Según un estudio de JP Morgan, las instituciones bancarias alemanas son, junto con las francesas, los mayores acreedores.

Sin embargo, los expertos dieron el cese de alarma: si Grecia saliera de la eurozona las consecuencias para los bancos, en vista de las bajas sumas de dinero, serían menores, según el analista Kian Abouhossein. “El mayor riesgo sigue siendo el peligro de contagio para los países vecinos”, y eso vale sobre todo para Italia.

Para Alemania existe, además, el riesgo de que la ayuda financiera no le sea devuelta. El Instituto Ifo, de Múnich, cifró en marzo el riesgo máximo de pérdida para Alemania en 87.000 millones de euros, en caso de se Grecia entrara en quiebra y, al mismo tiempo, se produjera un “Grexit”.

No veremos ni a corto plazo ni a largo plazo ese dinero”, dijo en enero de este año Thomas Straubhaar, profesor de Relaciones Económicas Internacionales de la Universidad de Hamburgo, a Deutschlandfunk. Según él, Grecia de todos modos no podrá pagar sus deudas, sin importar si se queda o no en la eurozona. “Los costos para Alemania son igual de gigantescos”.

En resumidas cuentas, si se considera esa suma en el conjunto del rendimiento económico, Alemania, a pesar del alto riesgo en cifras absolutas, no es uno de los mayores perdedores. Según informó Bloomberg, Eslovenia, Malta, España, Italia y Estonia perderían en ese caso cerca de un 2,8 a un 3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB). Alemania y Francia ocupan el séptimo y octavo lugar en esa lista. Alemania podría perder un máximo del 2,37 por ciento del PIB.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?