| 7/17/2012 6:00:00 PM

La crisis europea impacta a las economias emergentes

Los anaistas pronostican que países como China, India y Brasil reducirán su ritmo de crecimiento, aunque mantendrán tasas muy por encima de EE.UU. y Europa.

;
BBC
                                        El economista en jefe del FMI, Olivier Blanchard, dio a la BBC sus perspectivas sobre las economías emergentes: Brasil, China e India.

"El hecho es que solían tener esta tasa de crecimiento muy alta desde la década anterior", afirma con un cauteloso optimismo.

"Ahora estas tasas han disminuido, así que hay dos preocupaciones: una, si es el principio del fin, si tendrán tasas muy bajas de crecimiento. La respuesta es no. La otra es que probablemente no van a disfrutar de esas tasas tan altas de crecimiento de la década de 2000, así que esperamos un crecimiento alto, pero no tanto como antes".

Sin embargo, los pronósticos reducidos no están nada mal en comparación con lo que ocurre en Europa y EE.UU.: por ejemplo, China bajará a 8.5% e India a 6.5%. La pregunta entonces es ¿por qué se preocupan tanto?

Blanchard ve la lógica del asunto: "Cuando un país crece más lentamente, hay razón para preocuparse, aunque es cierto que ir de 8 a 6 no es lo mismo que ir de 2 a 0".

"Pero estos siguen siendo países pobres, así que les queda mucho camino por recorrer", señala. "Lo normal es que estos países crezcan rápidamente, que ha sido el caso durante más de 20 años y es lo deseable".

El economista advierte que "cuando baja el ritmo de crecimiento no hay razón para asustarse", pero es comprensible la preocupación de no mantener una tasa alta.

Europa es la clave

En el núcleo del problema está la crisis de la eurozona, porque Europa es un mercado importante que ya no está consumiendo como antes, lo cual evidentemente afecta a los grandes países productores, como Brasil, China e India.

"Hay algo de eso", responde Blanchard. "Como a Europa le está yendo mal, también les va mal a las exportaciones a Europa y eso afecta a muchos países del mundo, pero muchos de sus problemas son propios".

La verdadera preocupación en estos momentos es a futuro: qué hacer para mejorar esta situación.

"Para el mundo está claro que hay que controlar la crisis europea y lograr una estabilidad", dice Blanchard. "Hay mucho trabajo por hacer allí, hay problemas muy graves en los países europeos".

Y entre esos países, los más grandes son España e Italia, "que tienen que hacer unos ajustes muy duros".

El economista del FMI cree que están tomando medidas muy duras, pero admite que necesitan además ayuda de los otros, y eso significa "ayuda financiera a tasas razonables y ayuda en la recategorización de los bancos; si eso no ocurre, podría haber un problema muy grave en la eurozona".

"Si el círculo vicioso en España e Italia empeora, si alguno de esos países pierde su acceso financiero a los mercados, las implicaciones podrían descarrilar la recuperación mundial".

Según los pronósticos del FMI, las economías emergentes como Brasil, China e India, experimentarán en conjunto una reducción del 3,9% del actual 4,1% para 2013.

Estados Unidos tendrá una reducción en su crecimiento al 2,0%, Reino Unido al 0,2% y Francia al 0,3%, mientras que en España seguirá la recesión el año entrante, de acuerdo con los pronósticos del Fondo.

Pero no todo son malas noticias: tanto Alemania (1%) como Japón (2,4%) aumentarán su crecimiento, lo cual puede redundar en beneficio de otras economías.

                       
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?