| 9/20/2013 3:20:00 PM

España se va recuperando

España, que hace solo un año parecía el patito feo de la zona euro, está volviendo poco a poco a seducir a los mercados, aunque sigue frágil.

"¡Viva España!", exclama el banco Morgan Stanley en una nota reciente donde recomienda comprar deuda española. Hace solo once meses, la compañía de correduría Link Securities definía al país como "el 'gran problema' de la región". En ese momento, los mercados presionaban a Madrid para que pidiera, además de la ayuda europea a sus bancos, un rescate económico global como en Portugal o Grecia.

"El año pasado, poco antes de septiembre, estábamos justo al contrario, intentando no ver los informes de analistas para no deprimirse", reconocía el miércoles Antonio Carrascosa, director del Frob, el fondo de reestructuración bancario. "Ahora es lo contrario", prosigue. "Estamos ante una incipiente recuperación".

Algunos datos lo demuestran: a finales de julio de 2012, el rendimiento de los bonos de deuda pública a 10 años era del 7,5%, un récord desde la llegada del euro, y una situación insostenible. Actualmente oscila alrededor del 4,4% mientras el Tesoro público ya ha completado más del 80% de su programa de financiación para 2013.

La Bolsa madrileña se ha apuntado también a la fiesta y acaba de rebasar la barrera simbólica de los 9.000 puntos que había perdido en octubre de 2011. "La actividad económica española está repuntando, empujada por unas sólidas exportaciones", escribió Morgan Stanley. El banco no escatima elogios para la cuarta economía de la zona euro: "en términos de reformas estructurales, España, comparado con sus vecinos, parece un caso ejemplar de progreso en campos como el sector financiero, el mercado laboral o el marco presupuestario".

Para el ministro de Economía Luis de Guindos, hay un claro "cambio de percepción" de los mercados: "España, hace un año, era un problema para la economía europea y para la economía mundial", pero ahora ya "no lo es", dijo recientemente. Tras dos años en recesión, se espera que la economía española vuelva a crecer este trimestre aunque el ministro se muestra prudente: "Esto no quiere decir que ha dejado atrás la crisis".

Analistas prudentes
Más prudentes aun son algunos analistas. "Esperemos a ver", dice Fergus McCormick, responsable de las notas soberanas en la agencia de calificación DBRS, que atribuye a España una "A-" con perspectiva negativa. "Estamos realmente esperando signos de progreso a medio plazo en tres campos": la reducción del déficit público al 6,5% del PIB en 2013 y al 5,5% en 2014, la creación de empleo para reducir la tasa de paro del 26,26% y las "reformas estructurales, en las que España ha progresado mucho pero aún le queda mucho por hacer, sobre todo en el mercado laboral".

En cuanto al sector bancario, muy debilitado tras el estallido de la burbuja de la construcción en 2008, se ha saneado notablemente gracias a los 41.300 millones de euros de ayuda europea, pero "la gran preocupación es la estabilidad del mercado inmobiliario", con más de un millón de viviendas por vender que pesan en los balances de los bancos mientras aumenta la morosidad.

La misma prudencia se desprende del análisis de Jesús Castillo, especialista de la Europa del sur en Natixis: "el problema bancario se encuentra bajo control pero aun no está completamente resuelto". "De todos modos, no pasará nada hasta que no haya unas perspectivas económicas un poco mejores", dijo. El Gobierno solo pronostica un crecimiento del 0,5% en 2014 y del 1% en 2015, con la tasa de desempleo alrededor del 25% hasta 2016. "Es una economía aun muy frágil que dependerá esencialmente de factores de confianza que hagan que el ciclo de inversión se reanude o no", predice Castillo.

McCormick se suma a las advertencias: "el riesgo es que si hay un impacto en España o en el exterior que desestabilice el mercado financiero y aumente las tasas de interés para España, podría convertirse en un foco de inquietud" con una deuda pública del 92,2% del PIB, cuando en 2007 era solo del 36,3%.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?