| 1/19/2014 10:00:00 AM

La cafetería donde lo que se paga es el tiempo

En el recién inaugurado Café Ziferblat, en el este de Londres, los clientes pueden beber todo el café o té que deseen y saborear las galletas completamente gratis.

;
BBC
El joven empresario Iván Meetin trasladó el concepto de su nativa Rusia con la idea, dice, de fomentar el intercambio social entre los clientes.

“Cobramos tres peniques por minuto y todo lo demás es gratis, café, té, galletas, vegetales, incluso usted puede traer su propia comida, trabajar en su computadora, el Wi Fi también es gratis”, explica Meetin.

En el lugar usted consume lo que quiera, pero a la salida, le cobrarán por el tiempo que estuvo en el local: tres peniques por minuto (unos cinco centavos de dólar).

De este modo, quien pase una hora en el lugar deberá pagar 1,80 libras, unos US$3, aproximadamente el precio de una taza de café en la capital británica.

“En la entrada hay un escaparate lleno de relojes de cuerdas viejos, cuando alguien llega toma uno de los relojes de la repisa, anota la hora en la que llegó y así cuando se va podemos calcular cuánto tiempo estuvo en el lugar”, agrega.

“Esta es una gran idea, venimos aquí, jugamos al ajedrez, el café es bueno, me encanta”, manifiesta un cliente.

Dice el propietario que lo influyó la manera cómo las personas se comunican a través de las redes sociales
, y que por lo general todas son del mismo estatus. Por eso llama a su negocio la red social de la vida real.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?