| 12/14/2010 10:35:00 AM

Juez británico concede libertad bajo fianza a Julian Assange

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, obtuvo hoy la libertad bajo fianza de 200.000 libras (235.600 euros) del juez británico que tramita la solicitud de su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales.

El fundador de WikiLeaks es reclamado por Suecia por presuntos delitos de carácter sexual contra dos mujeres cometidos el pasado agosto en Suecia.

La semana pasada, el juez del tribunal londinense, Howard Riddle, denegó la libertad bajo fianza a Assange al considerar que había riesgo de incumplimiento.

Su equipo legal volvió a pedir hoy la condicional, y explicó que hay diez personas "distinguidas", cuyo nombre de momento no ha trascendido, que están dispuestas a avalar la fianza.

Anteriormente, el cineasta Ken Loach, la millonaria Jemima Khan y el periodista de investigación australiano John Pilger -que hoy también se personaron en la corte de Westminster- se ofrecieron para avalar a Assange.

Desde la primera vista de extradición, el pasado 7 de diciembre -el mismo día en que fue detenido en Londres mediante una orden de arresto europea-, Assange ha permanecido en prisión preventiva.

Según el abogado Mark Stephens, ha estado en una celda de aislamiento en la cárcel de alta seguridad de Wandsworth y se le ha censurado la correspondencia.

La madre del experto informático, Christine Assange, habló por teléfono durante diez minutos con su hijo y tomó nota por escrito de un mensaje que luego transmitió al canal de televisión australiano "Seven Network".

"Hago un llamamiento a todo el mundo para que se proteja mi trabajo y a mi gente de estos ataques ilegales e inmorales", indicó el director del portal de difusión de información clasificada, quien añadió: "Soy de firmes convicciones".

 

EFE


 

(((NOTICIA EN DESARROLLO, ESPERE MÁS INFORMACIÓN)))


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?